Trompa de Eustaquio: problemas relacionados

¿Alguna vez se te han tapado los oídos mientras viajabas en avión o conducías por las montañas? Esta sensación es una reacción normal de la trompa de Eustaquio tras un cambio en la presión atmosférica.

¿Qué es la trompa de Eustaquio?

La trompa de Eustaquio es un pequeño tubo que mide entre tres y cuatro centímetros de largo y está compuesto por un conjunto de músculos que unen el oído medio y el paladar. Normalmente, la trompa de Eustaquio se cierra en reposo y se abre rápidamente con cualquier movimiento de la boca (bostezar, tragar, hablar, etc.) para permitir un intercambio de aire entre el oído medio y el exterior.

La trompa de Eustaquio tiene dos funciones principales:

  1. Asegura un equilibrio entre la presión en el oído medio y la del entorno exterior.

    La trompa de Eustaquio iguala la presión del aire a ambos lados del tímpano para proteger el oído medio del cambio en la presión del aire, como durante el despegue en un avión. Por lo tanto, esto puede dar una sensación normal y temporal de que los oídos están bloqueados.
  1. Asegura la protección mecánica contra la introducción de agentes infecciosos en la cavidad del oído medio y les permite evacuar.

    La trompa de Eustaquio actúa como una escoba para evitar que las secreciones nasales y las mucosas producidas por las membranas mucosas nasales entren en el oído medio y provoquen infecciones como la otitis media mucoserosa.

¿De qué se compone?

La trompa de Eustaquio se encuentra en el área conocida como espacio parafaríngeo. Va desde la pared frontal del oído medio hasta la pared lateral de la nasofaringe. En los adultos, la trompa de Eustaquio se inclina hacia abajo unos 35 grados; en los niños, solo unos 10.

La trompa de Eustaquio está formada por hueso, cartílago y tejido fibroso. El tubo hueco está revestido de cilios, proyecciones similares a pelos que barren la mucosa desde el oído medio hacia la nasofaringe.

Seis músculos contribuyen a la apertura y cierre de la trompa de Eustaquio. Se localizan en el oído, la cabeza, el cuello, el paladar blando y la mandíbula.

Disfunción de las trompas de Eustaquio (DTE)

La disfunción de la trompa de Eustaquio (DTE) puede ocurrir cuando las trompas no se abren o cierran correctamente. Cuando la trompa de Eustaquio tiene una obstrucción, causa una presión desigual en el canal auditivo y el oído medio.

Causas de la disfunción de las Trompas de Eustaquio

Las trompas de Eustaquio comúnmente se bloquean debido a las secreciones nasales de infecciones del tracto respiratorio superior, alergias o sinusitis. Estas secreciones también pueden contener bacterias o virus, que pueden causar una infección del oído medio, también conocida como otitis media.

Algunas personas no tienen problemas para abrir las trompas de Eustaquio cuando cambia la presión del aire, como cuando vuelan en un avión o bucean bajo el agua. Otros pueden tener más dificultades, lo que dificulta la igualación de la presión y causa un dolor de oído temporal.

Síntomas DTE

Las trompas de Eustaquio obstruidas pueden causar varios síntomas, incluidos:

  • Dolor de oído o sentir los oídos taponados
  • Tinnitus o acúfenos
  • Problemas de audición
  • Sentirse mareado o con vértigo

Tratamiento de la DTE

La mayoría de los síntomas de DTE son leves y se resuelven en unos pocos días

CONSEJO PRO:

Si tus trompas de Eustaquio están bloqueadas, puedes probar algunos métodos simples.

  • Abrir y cerrar la mandíbula repetidamente.

  • Masticar chicles: de esta manera se favorece el cambio interno de presiones.
     
  • Beber agua o chupar caramelos: ayudan a segregar más saliva, obligando a tragar.

  • Realizar la Maniobra de Valsalva: técnica para destapar los oídos. Consiste en coger aire y retenerlo de manera interna. Seguidamente se debe hacer pinza con los dedos en la nariz, cerrando así las fosas nasales, mantener la boca cerrada y tratar de empujar el hacia la nariz.

    De esta manera aumenta la presión interna y el aire penetra hacia el tímpano, a través de la trompa de Eustaquio.

  • Usar aerosoles nasales: solo en casos donde exista otra afección en el canal auditivo y lo haya prescrito un especialista.  

Si tus síntomas persisten o si sientes dolor, acude al médico para determinar qué es lo que está causando el bloqueo y si se necesita otro tipo de tratamiento.

Para ayudar a reducir la congestión nasal y despejar el drenaje del oído medio, tu médico puede recomendar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Aerosol de solución salina nasal
  • Descongestionantes
  • Antihistamínicos
  • Corticoesteroides

Si el bloqueo es causado por una infección, puede que te recete antibióticos.

Para los síntomas graves de DTE que no desaparecen, hay opciones quirúrgicas disponibles. Los tubos de timpanostomía, también conocidos como tubos para los oídos, pueden insertarse para ayudar con el drenaje persistente y la obstrucción en el oído medio.

La dilatación con balón de la trompa de Eustaquio también puede ayudar a algunos pacientes. En este procedimiento, se coloca un catéter con balón en la trompa de Eustaquio a través de la nariz, se llena con solución salina, se vacía y se retira.

Trompa de Eustaquio Patulosa (TEP)

La trompa de Eustaquio patulosa, que es menos común, es el resultado de que la trompa de Eustaquio permanece abierta más tiempo de lo habitual. Los pacientes pueden quejarse de sentir presión en los oídos o escuchar una distorsión en su propia voz o respiración. En muchos casos, se desconoce la causa de la trompa de Eustaquio patulosa, pero entre los factores de riesgo se incluyen: pérdida de peso, embarazo, trastornos neurológicos como esclerosis múltiple, ansiedad o agotamiento.

Algunas personas que solo experimentan síntomas ocasionales pueden controlarlos sin tratamiento.

Inspirar suavemente puede causar un vacío que cierra temporalmente la trompa de Eustaquio. Sin embargo, debes hacer esto con cuidado, ya que inhalar con demasiada frecuencia puede causar presión en el oído medio. Esta presión puede provocar complicaciones, como líquido en el oído medio o daño en el tímpano.

También puedes acostarte o poner la cabeza entre las rodillas. En estas posiciones, los tejidos de la cabeza se hinchan temporalmente, lo que obliga a cerrar la trompa de Eustaquio.

Si la causa de la afección es la desecación de la trompa de Eustaquio, algunos tratamientos pueden ayudar. Estos tienen como objetivo humedecer la membrana para que vuelva a funcionar normalmente, e incluyen:

  • Beber más líquidos
  • Enjuague nasal salino
  • Gotas nasales de hormonas

También existen opciones quirúrgicas para tratar la trompa de Eustaquio patulosa.

Julio Gómez Relinque
Director de audiología en | Web | + posts

Deja un comentario

Salir de la versión móvil