El calor y la humedad: dos grandes enemigos de los audífonos

Ha llegado el momento que todos estábamos esperando, el verano. Aunque sea una de las épocas del año más deseadas por la gran mayoría de la población, sus altas temperaturas y la humedad causan grandes daños en los audífonos. 

Se estima que durante el verano el deterioro de los audífonos se incrementa más de un 30% por culpa de factores como la humedad, el calor y el agua. 

Aunque la mayoría de los audífonos cuentan con un revestimiento para evitar dañarse, las altas temperaturas y la humedad no son, hasta el momento, ningún tipo de barrera para que no se deterioren estos pequeños dispositivos tecnológicos de mejora de la audición.  

Audífonos y el calor

Los audífonos son un gran apoyo para las personas con pérdida auditiva, por lo que dejarlos en casa para protegerlos del calor no es una opción. Eso significa que durante los meses más calurosos y la previsión de la próxima ola de calor en España hay que prestar una especial atención al cuidado de los audífonos.

Sobrecalentamiento de los audífonos

El calor puede afectar a los audífonos de diferentes maneras, bien de forma directa con un sobrecalentamiento de la tecnología del audífono o bien de manera indirecta por causas que provoca el calor como la sudoración

Cuando se hace referencia al sobrecalentamiento de los audífonos cabe destacar que no dejan de ser dispositivos con una gran tecnología en su interior y con pilas o baterías que ante una exposición prolongada al sol pueden estropearse y dejar de funcionar. Por este motivo conviene evitar la exposición prolongada y directa al sol

Por otro lado, si hablamos del sudor en los audífonos, es posible que pienses que no puede afectar, pero no es así. Aunque el sudor no se presente en abundancia, no deja de ser un líquido que puede penetrar en el audífono y crear un cortocircuito en los componentes tecnológicos que lo forman. 

Por tanto, como los audífonos se estropean con las altas temperaturas es aconsejable protegerlos de las altas temperaturas previstas en verano.

Proteger los audífonos este verano

Cuando se habla de la exposición de los audífonos a las altas temperaturas se nos olvida citar que las pilas forman parte de estos dispositivos y su exposición al calor reduce su vida útil provocando daños en el audífono. 

Para lograr que los audífonos estén cuidados contra el calor se debe evitar la exposición directa al sol con el uso de sombreros o situándonos, en caso de estar en terrazas, en lugares con sombra. Si no tienes puesto el audífono, lo más recomendable es guardarlo en su caja protectora y la caja en lugares frescos. 

Audífonos y la humedad

La humedad muestra la cantidad de vapor de agua que se encuentra en el aire. Y el aire caliente, a diferencia del aire frío, puede contener una gran cantidad de vapor de agua. 

Los audífonos inalámbricos, a día de hoy, no son resistentes al agua ni a la humedad, por lo que si entran en contacto con alguno de estos es posible que se acaban ocasionando daños o deterioros eléctricos. A consecuencia de ello, se debe tener una especial precaución a la hora de exponer los audífonos a la humedad en duchas, piscinas o ciertos ambientes. 

Deterioro de los audífonos por humedad

Una de las partes que más afectadas se suele ver de los audífonos ante la humedad es la batería. Además, la humedad también puede dañar el funcionamiento del micrófono, el receptor y causar corrosión en el dispositivo de mejora auditiva. 

El problema de la humedad en los audífonos es que cuando entra en contacto con ellos puede que no muestre ningún signo de deterioro hasta un tiempo después en el que la prevención no sea una opción sino que toque llevar los audífonos a reparar. 

Si el sonido del audífono se entrecorta, si el tono se desvanece o si los sonidos dejan de ser nítidos y comienzan a distorsionarse, puede que tus audífonos hayan mantenido contacto con la humedad. 

>> Qué hacer si un audífono se moja

Proteger los audífonos de la humedad 

Como mencionamos anteriormente en el artículo, los audífonos aún no están diseñados para soportar todo tipo de líquidos o humedades; por ello para que te duren un tiempo prolongado es aconsejable que sigas estos trucos para proteger tus audífonos ante la humedad. 
En el mercado existen deshumidificadores de audífonos. Estos son aparatos que se encargan de retirar toda la humedad que hubiese entrado en el audífono. Con solo 3 o 5 horas introduciéndose en este tipo de cajas que retiran la humedad, tus audífonos volverán a encontrarse en perfecto estado para su uso. Por otro lado, los audífonos más modernos también cuentan con estuches que no solo permiten cargar los dispositivos de audición, sino que también permiten secarlos

Consejos para mantener secos los audífonos

  • Quitarse los audífonos cada vez que vayas a lugares con abundante agua como piscinas, playas o parques acuáticos.
  • Guardar los audífonos en espacios secos.
  • Retirarse los audífonos al lavarse el pelo
  • No limpiar los audífonos con líquidos

>>Cómo limpiar los audífonos

Recalcamos que las altas temperaturas y la humedad son dos de los grandes enemigos de los audífonos. No protegerlos de ambos factores puede derivar en un deterioro temprano de la tecnología de estos dispositivos o lo que es peor, en el daño completo del audífono obligando a comprar otros de nuevo. Mantener los audífonos limpios y lejos de factores dañinos hará que su tiempo de vida se incremente. 

Sheila González
Content Manager en | Web | + posts

Deja un comentario

Salir de la versión móvil