De vuelta el producto «milagro» que afirma restaurar la audición al 100%

El nuevo método que regenera la audición y que destruirá el mercado de audífonos, así se define Nutresin-Herbapure Ear.

Se trata de un supuesto “aceite milagroso” de tratamiento macromolecular, que tras su aplicación y 28 días, regenera la audición hasta volver a escuchar los susurros. Con su incitador precio de menos de 60€ y su promesa de “revertir por completo el proceso de pérdida auditiva”, trata de engañar a las personas que necesitan una solución auditiva. 

La marca Nutresin-Herbapure Ear resalta que el tratamiento a base de su aceite “ha sido reconocido como una cura milagrosa para la sordera”. Su publicidad se basa en descalificar de manera repetida los audífonos y la tecnología del sector. Asimismo enumera “razones por las que el aceite es una excelente alternativa a los audífonos molestos”
Ante este producto poco riguroso y cero científico que puede afectar a la salud de las personas, los sectores de la audiología y de la salud no han tardado en reaccionar. Como en otras ocasiones han denunciado su distribución, ya que este producto ha aparecido bajo otros nombres a finales de 2018 y a principios de 2020.

Desmontando el milagro del aceite

La SEORL-CCC, Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía ha denunciado la existencia de un producto que promete devolver el 100% de la audición de manera natural. Asimismo ha desmentido que este método de aceite, basado en una fórmula macromolecular innovadora, tenga evidencia científica

Por si fuese poca la información que confirma que se trata de un timo, la OCU también lo ha demandado ante la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Como asegura se trata de “otro producto milagro que es claramente un engaño” .

Datos que referencian el bulo del producto que regenera la audición

La pérdida auditiva se puede tratar, pero no curar. Hasta el momento no existe ningún tratamiento o terapia farmacológica que consiga devolver la audición una vez deteriorada. Es así que no se trata de aplicarse unas gotas en el oído y se vuelve a escuchar, sino que tras una pérdida auditiva se esconden problemas conductivos, neurosensoriales o del propio conducto auditivo, más complejos.

Dejando de lado la parte más técnica, y partiendo de la base de que los aceites vegetales no tienen ninguna propiedad regeneradora de la capacidad auditiva, existen factores visuales que ponen en duda la veracidad de este aceite: 

  • No posee el marcado CE de productos sanitarios en ningún punto visible.
  • No indica el nombre del fabricante ni la dirección donde se ha fabricado.
  • No es un medicamento autorizado para la venta en España. 
  • Carece de información para su conservación, instrucciones de uso, prevenciones o efectos secundarios.

Evita caer en trampas de remedios naturales y milagrosos ya que sus propiedades curativas, están más lejos de lo que parecen. A día de hoy se puede mejorar la capacidad auditiva pero no restaurarla como si de un botón se tratase. Asegura el rigor de los tratamientos o terapias que tienen que ver con la salud. Desde aquí nos unimos a la iniciativa #SaludSinBulo.

Deja un comentario

Salir de la versión móvil