¿Qué es el Síndrome de Ménière?

El síndrome o enfermedad de Ménière (EM) es un trastorno que afecta al oído interno, parte del sistema auditivo responsable del equilibrio y de la audición. 

Este tipo de patología es producida por la dilatación en las membranas laberínticas producida por un incremento del volumen del líquido que lo llena.

Este síndrome puede afectar a la cóclea, con afecciones como la hipoacusia o los acúfenos, y al laberinto vestibular produciendo trastornos del equilibrio. En pocas palabras, este síndrome puede causar vértigos, sensación de mareo, problemas de audición y zumbidos en el oídos.
 

Síntomas del Síndrome de Ménière


Los síntomas de la enfermedad de Ménière suelen aparecer como “ataques” o episodios. Entre lo síntomas se incluyen:

  • Vértigos
  • Mareos
  • Hipoacusia neurosensorial
  • Acúfenos o Tinnitus
  • Plenitud ótica o sensación de oído tapado
  • Dolores de cabeza

Una persona que esté sufriendo este tipo de síndrome padecerá al menos en un par de ocasiones alguno de estos síntomas a la vez: 

  • Vértigo
  • Pérdida de la audición
  • Tinnitus
  • Plenitud ótica

Causas comúnes


A día de hoy, la causa del síndrome de Ménière no se conoce con exactitud. Los científicos que estudian esta enfermedad creen que los cambios producidos en el líquido ubicado en el oído interno pueden tener factores asociados a su aparición. Estos factores podrían ser anatómicos, genéticos, inmunológicos y algunas enfermedades. 


Escala de clasificación del síndrome de Ménière


La Academia Americana de Otolaringología (AAO-HNSF) estableció en 1995 una escala con cuatro categorías de diagnóstico:


1. EM Segura: enfermedad de Ménière definitiva, cumple con todos los requisitos clínicos y confirmación histopatológica (confirmación por examen del tejido).

2. EM Definitiva: se ha sufrido dos o más episodios espontáneos de vértigo (con una duración mayor de 20 minutos), pérdida auditiva diagnosticada con audiometría, tinnitus o plenitud auditiva. No es confirmado por un examen del tejido.

3. EM Probable: solo ha sufrido un episodio de vértigo y también sufre hipoacusia y acúfenos.

4. EM Posible: puede haber presentado varios episodios de vértigo y no tiene una hipoacusia diagnosticada, o puede sufrir hipoacusia sin episodios de vértigo. 
 

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Ménière?


En caso de estar teniendo síntomas de este síndrome, es necesario acudir a su médico de atención primaria para que le realice las pruebas necesarias y descartar otro tipo de patologías. Para realizar un descarte de otro tipo de enfermedades, con una sintomatología parecida, se realizará un análisis de sangre y una resonancia magnética.


Pruebas de audición

Las pruebas auditivas, entre las que se incluye la audiometría, ayudará a determinar si existe una hipoacusia. También se realiza una prueba de logoaudiometría en las que el paciente deberá identificar y diferenciar las palabras y frases que escucha. 

>> Más información sobre las pruebas de audición 

Será necesario comprobar, a través de otras pruebas de audición, el correcto funcionamiento del nervio auditivo y del oído interno.  
 

Pruebas de equilibrio

Se realiza este examen de diagnóstico para valorar la función del oído interno de cada paciente. Las personas que padezcan el síndrome de Ménière tendrán una respuesta reducida de equilibrio en uno de sus oídos. 

Durante la prueba de electronistagmografía (ENG) se podrá observar el movimiento de los ojos del paciente y determinar cuál es el funcionamiento del nervio acústico y el nervio oculomotor. El registro de los movimientos oculares permite conocer cuál es el estado del sistema vestibular encargado del equilibrio. También podrá realizarse una videonistagmografía.
 

  • Prueba del sillón giratorio. Con esta prueba se puede medir la función del oído interno por el movimiento de los ojos. El paciente se sienta en un sillón que girará para estimular el oído interno. 
  • Prueba de potenciales vestibulares miogénicos evocados. Mediante este examen se identifican cambios en el oído afectado.
  • Posturografía. Gracias a esta prueba, los profesionales podrán reconocer qué partes del sistema del equilibrio pueden causar problemas. Mientras el paciente está sujetado con un arnés, se situará en una plataforma para tratar de mantener el equilibro. 
  • Prueba de impulso cefálico con video. Mide la reacción ocular a movimientos bruscos. 
  • Electrococleografía. Mediante esta prueba el médico especializado podrá observar la respuesta del oído interno a los sonidos. No es una prueba específica para el Síndrome de Ménière. 

Tratamiento


El síndrome de Ménière es una afección crónica y, a día de hoy, no existe un tratamiento definitivo. Sin embargo, existen diferentes tratamientos que combinados pueden tener un efecto positivo. Para aliviar los síntomas se pueden utilizar audífonos, dieta, medicamentos o cirugía para los casos más graves.

Medicamentos 

Los medicamentos para aliviar los síntomas deben ir siempre prescritos por un médico

Los síntomas de vértigo y náuseas pueden ser aliviados con medicamentos para la cinetosis. Si el síndrome viene dado por un problema con el líquido ubicado en el oído interno el médico podrá recetar otro tipo de medicamentos como un diurético para reducir la cantidad de líquido en el cuerpo. 

También existe la posibilidad de inyectarlos a través del oído medio para ayudar a reducir los vértigos.  


Terapia física

Existen terapias con ejercicios para entrenar el cerebro y diferenciar el equilibrio entre los dos oídos. Desde audífono.es recomendamos acudir a un especialista para que le ayude a realizar estos ejercicios. 


Audífonos

Los audífonos pueden ser una solución no invasiva y eficaz para el Síndrome de Ménière ya que es una de las mejores ayudas para las hipoacusias y el tinnitus. 


Cirugía

En los casos más graves, con episodios severos, la cirugía es un tratamiento indicado para quienes no han podido poner remedio con otro tipo de tratamientos. Gracias a la cirugía se puede reducir la producción del líquido e impulsa el drenaje del líquido ubicado en el oído interno. 
 

Cómo convivir con el síndrome de Ménière


En muchos casos es necesario aprender a convivir con el zumbido en los oídos y la pérdida auditiva. 

Existen diferentes pautas para poder sobrellevar el síndrome lo mejor posible durante los episodios:

  • Evitar los movimientos bruscos, estos podrían agravar los síntomas.
  • No exponerse en exceso a luces deslumbrantes.
  • Es importante descansar durante los episodios más intensos. Después, se pueden retomar las actividades diarias de forma gradual.
  • Leer o ver la televisión podrían empeorar los síntomas.

En muchas ocasiones, las personas que sufren la enfermedad de Ménière sufren de estrés. Es importante realizar actividades relajantes, descansar de forma adecuada, realizar deporte y llevar una dieta saludable. 
 

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Con qué frecuencia pueden ocurrir los ataques?
  • ¿Qué debo hacer cuando tengo un ataque?
  • ¿Cuánto tiempo debo esperar antes de llamar a mi médico cuando tengo un ataque?
  • ¿Hay algún medicamento que pueda tomar para los mareos causados por la enfermedad de Ménière?
  • ¿Puede el síndrome de Ménière hacerme perder la capacidad auditiva?
  • ¿Hay algún grupo de apoyo cerca de mi ubicación?

Artículo revisado por expertos en audiología

Fuente:
American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery
https://www.entnet.org/

Deja un comentario

Salir de la versión móvil