La historia de Begoña. Creadora de sonidos de amor

Hoy en día en las redes podemos encontrar testimonios de personas que han decidido plantar cara a sus afecciones y vivir la vida con una sonrisa en la cara.

Uno de estos casos es el de Begoña: luchadora y soñadora que ha convivido con diferentes trastornos auditivos como tinnitus, hiperacusia e hipoacusia. Se ha plantado y ha decidido vivir acompañada por ellos con una sonrisa y un
método que le ayuda a llevar mejor las emociones que siente con la presencia
de estos sonidos internos que escucha día y noche.

Presentación

Begoña es una persona que le gusta ayudar a otras que están en la misma situación. 

En su momento fue maestra, pero debido a su sensibilidad auditiva que le impedía sobrellevar el sonido de 25 niños en una clase, y negarse a la educación especial, aceptó coger una incapacidad total.

A día de hoy, Begoña busca ser coach emocional especializada en trastornos auditivos que le gusta aprender sobre aspectos como la plasticidad cerebral, el mindfulness o los aspectos emocionales que producen los acúfenos y la hiperacusia. De esta forma, Begoña busca tratarlos y mejorarlos en sí misma y, a su vez, compartirlo con otras personas en la misma situación.

 P: Begoña, ¿qué es lo que más te gusta hacer en tu día a día?

R: En mi día a día me gusta vivir el presente: disfrutar de los sonidos del entorno, leer y escribir. Este tipo de actividades no podía realizarlas cuando no conseguía aliviar mis acúfenos, ya que alteraban mi atención.

P: ¿Cómo fue el momento en el que percibiste por primera vez un pitido molesto y que solo tú podías oírlo?

R: Mi vida era completamente normal hasta que un 22 de enero del 2010 de forma repentina empecé a escuchar sonidos acompañados de dolor. Recuerdo que al principio pensé que las personas de mi entorno también lo estaban escuchando, pero no era así. 

Ante los sonidos repentinos, mi desconcierto era tal que llegué a preguntar a mi marido si él también los escuchaba, le hice ponerse a mi lado. Fue ahí cuando tras esa confusión, malestar y tras sentirme un tanto “loca” dije “si él no lo escucha, ¿qué me ocurre? Tengo una alucinación o estoy teniendo esquizofrenia”. 

En ese mismo momento decidí acudir a un profesional a realizarme unas pruebas en las que detectaron mis acúfenos. 

P: ¿Cómo afrontaste la noticia?

R: El día que me detectaron acúfenos, y ante mi desconocimiento, pregunté: “¿Y qué es eso? No lo conozco”. El otorrinolaringólogo me dijo: “son sonidos que se producen en el oído, solo los escucha la persona, el resto no”.

Desde ese mismo día de enero y hasta marzo, tuve que seguir con mi vida como pude. Recuerdo ir a clase con mis 25 niños sin haber dormido durante la noche ya que el silencio de la noche intensifica el sonido del tinnitus. 

Ya han pasado 11 años desde que me detectaron los acúfenos y decidí aprender a convivir con ellos.

P: ¿Recuerdas en qué momento decidiste enfrentarte a esos sonidos molestos? 

R: Con la muerte de mi padre, en 2013, esos sonidos fuertes se volvieron insoportables para mi. Tuve una recaída muy fuerte en la que recuerdo usar unos cascos para protegerme del ruido ambiental. No quería escuchar esos sonidos que en ocasiones llegaban a dejarme en estado de shock. 

Para desconectar de mi día a día, solía ir a nadar, y es ahí donde descubrí mi parte más emocional, con la que era capaz de aliviar esos sonidos. Fue en ese momento donde decidí que quería formarme para lograr un camino de transformación mediante el coaching, programación neurolingüística (PNL) y otros cursos.
En 2014, tras iniciar mi formación, descubrí que mi miedo a los sonidos es irracional, por lo que trato de decirme: “solo existe en tu mente, cargate de valentía, sal de él”.

P: ¿Hay alguna situación en la que el tinnitus o la sensibilidad al ruido se incrementase?

R: Sí, sin ninguna duda. Cuando llegaba el periodo de menstruación, los sonidos del tinnitus se volvían muy molestos, llegaban a impedir que pudiese salir a la calle. Pero gracias a mi perseverancia, lo gestioné como pude. 

Curiosamente, cuando comencé a entender la situación, la menstruación desaparece dando paso a la menopausia, una etapa maravillosa que estoy disfrutando con la escritura de mi libro “Sonidos de amor. Convive con tu sensibilidad auditiva emocional” y con la creación de su «Método Serena para descubrir y amar los sonidos«.

P: Además de los acúfenos y la sensibilidad auditiva, también te han diagnosticado hipoacusia. ¿Cómo y cuándo la detectaron? 

R: La pérdida auditiva me la detectaron tras realizar una prueba de audiometría y unos potenciales evocados auditivos. En ese momento es cuando descubren que tengo una pérdida auditiva en los dos oídos a nivel coclear. 

Con el paso del tiempo, comprendo que esta es la razón por la que tenía dificultad para captar sonidos. Recuerdo entrar en un bar aceptando mi dificultad de escucha e intentando calmarme a través de ejercicios de respiración. 

P: Las hipoacusias pueden aparecer debido a diferentes motivos, en tu caso, ¿cuál fue?

R: En 2018, empecé a notar que el azúcar en las infusiones me estaba haciendo daño. Sin saber todavía, la gran cantidad de alimentos que llevan azúcar, seguí consumiéndolos hasta que sentí que me estaba quedando sorda. Era como notar mi voz a lo lejos. 

El azúcar y una serie de situaciones familiares estresantes, fueron los desencadenantes de mi hipoacusia.

P: Actualmente no sufres hipoacusia y eres capaz de controlar el tinnitus. ¿Cómo es esto posible?

R: Todo fue a base de aprender a conocerme y aliviar los episodios más duros de los acúfenos. Iba observando como se comportaba mi cuerpo ante los pitidos o zumbidos molestos y continuos, y conectando conmigo misma trataba de aliviarlos hasta que lo conseguía. En ese mismo instante escribía, en una de las miles de hojas que tengo, qué era lo que había funcionado. 

Es ahí donde surge mi método Serena, un método que me ha ayudado a descubrir y amar los sonidos desde la calma ante situaciones de acúfenos. 

P: Eres muy activa en redes sociales. A través de ellas cuentas cómo afrontar esos pitidos molestos, ¿cuál dirías que es el mejor método para aliviar el tinnitus?

R: En mi opinión, para aliviar los acúfenos lo mejor es aceptar su sonido tal y como es, sin juzgarlo. Al principio trataba de ignorarlo y no me funcionó. La aceptación supone que estés son el sonido, ya sea alto o bajo. 

P: Cuéntanos en qué se basa el método Serena

R: Se trata de un método para descubrir y amar los sonidos a través de un acompañamiento de cuatro meses. Se busca que las personas sean conscientes de las molestias auditivas que causan los acúfenos. A raíz de ahí, a través de diferentes etapas, se realizan ejercicios para encontrar la calma, seguridad y confianza necesarias para mejorar su calidad de vida.

P: Actualmente no usas audífonos pero si estuviste en búsqueda de uno hace tiempo. ¿Tuviste problemas a la hora de decidir cuál es el que mejor se iba a adaptar a tus necesidad?

R: ¡Claro! En su momento, tras notar que me costaba mucho procesar la información en lugares con ruido, pedí presupuesto para adquirir audífonos. Pero tras solucionar la causa principal de la que me impedía escuchar y aprendiendo a aliviar mi tinnitus frené la búsqueda. 

Actualmente, al saber de Audifono.es si necesitara una guía o ayuda para buscar y comparar modelos de audífonos, os preguntaría. Incluso para ayudarme a mí misma o poder orientar a otras personas.

P: ¿Qué te gustaría decirles a otras personas que están pasando por una situación similar?

R: A las personas que están comenzando o viven una situación similar quiero darles el siguiente mensaje de ánimo: A tí, que puedes tener sensibilidad auditiva, o estar comenzando, decirte que entiendo el dolor que pueden sentir, es normal. Busca ayuda para volver a escuchar los sonidos, se puede lograr entrenar el cerebro para que haya otras conexiones. Evita caer en la desesperación, eso te perjudica. 

¿Cómo puedes cambiarlo? A través del amor, la calma y la confianza incorporas otras capacidades conociéndote a tí mismo/a queriéndote con la compañía de tu sensibilidad auditiva, acúfenos y presión. Siente tus emociones, vívelas sin juzgar, y alcanza un estado emocional estable.


Entrevista a Begoña, sonidos de amor

1 comentario en «La historia de Begoña. Creadora de sonidos de amor»

Deja un comentario

Salir de la versión móvil