¿Cuáles son los tipos de acúfenos o tinnitus?

¿Escuchas constantemente un pitido en el oído? El zumbido en el oído se denomina acúfenos o tinnitus, y se puede experimentar de diversas maneras.

En algunos casos, las personas que experimentan los acúfenos pueden hacer que desaparezca con un simple movimiento de cabeza; sin embargo otras personas describen este pitido en el oído como una condición agotadora.

Aunque los expertos siguen investigando, hasta el día de hoy no hay una cura definitiva para los acúfenos. Pero, en muchos casos, el alivio puede obtenerse gracias a una serie de tratamientos.

Acúfenos: causas principales

El tinnitus es una afección en el oído que se manifiesta a través de zumbidos, pitidos constantes en el oído, silbidos o ruidos. Se tratan de sonidos que no provienen de ninguna fuente sonora.

No existe una causa concreta que haga que aparezcan los pitidos en el oído, pero sí desencadenantes: 

  • Traumas acústicos por exposición a ruidos
  • Envejecimiento
  • Enfermedades del oído
  • Hipoacusia
  • Exceso de acumulación de cerumen
  • El consumo de determinados medicamentos que pueden dañar la audición (medicamentos ototóxicos)

Tipos de acúfenos

Dado que cada persona percibe de forma distinta los zumbidos en el oído, tiene sentido que se dividan al menos en cuatro tipos diferentes: subjetivo, objetivo, neurológico y somático.

Los 4 tipos de tinnitus

  1. Acúfenos subjetivos: Esta es la forma más común de los zumbidos en el oído. En este tipo de tinnitus, los ruidos en el oído sólo lo puede escuchar el propio paciente y suelen estar causados por una exposición a un ruido excesivo. Este tipo de tinnitus puede aparecer y desaparecer de forma repentina, y puede durar entre 3 y 12 meses seguidos. En los casos más graves, puede no cesar nunca.
  2. Acúfenos objetivos: Es la forma menos frecuente de los acúfenos. En este caso, el especialista que realiza el examen auditivo si que puede oírlos. Las causas pueden ser problemas en los vasos sanguíneos, contracciones musculares o un trastorno de los huesecillos. Cuando se trata la causa, el acúfeno suele cesar por completo.
  3. Acúfenos sensorial: Suelen estar causados por un trastorno, como la enfermedad de Ménière, que afecta principalmente a las funciones auditivas del cerebro.
  4. Acúfenos somáticos: Este tipo de tinnitus está relacionado con el sistema sensorial. Esta forma es causada, empeorada o relacionada de alguna manera con el sistema sensorial.

Subtipos de tinnitus

  1. Oído musical o tinnitu musical: Este tipo de acúfeno es menos común. En algunos casos, en vez de escucharlo como pitidos, zumbidos o ruidos en el oído, los acúfenos se presentan en forma de melodía.

    El acúfeno musical suele producirse en personas que han tenido hipoacusia y tinnitus durante algún tiempo, aunque las personas con una audición normal o una mayor sensibilidad al sonido también pueden tener alucinaciones musicales.
  2. Acúfenos pulsátiles: Este tipo de acúfeno es poco común ya que suena con una frecuencia similar al pulso arterial. Suele ser el resultado de problemas con el flujo de la sangre en la cabeza o cuello.
  3. Acúfenos de baja frecuencia: Estos acúfenos se describen como un zumbido, un murmullo, un estruendo o un zumbido profundo. Este tipo de ruido parece afectar más al día a día de las personas que lo sufren.

Solución a los pitidos constantes en el oído

No existe un tratamiento para quitar los acúfenos, pero sí hay estrategias para hacer que los pitidos en el oído sean menos molestos. Tampoco hay un único enfoque que funcione para todas las personas que sufren tinnitus. 

Los mejores resultados se obtienen gracias a estrategias conductuales y dispositivos generadores de sonido, por lo que distraer al paciente del acúfeno con sonidos puede evitar una manifestación crónica. 

Métodos eficaces para el tratamiento del tinnitus

Algunos de los métodos más eficaces para el tratamiento de los acúfenos son:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC)
  • Terapia de reentrenamiento del tinnitus
  • Enmascaramiento
  • Biorretroalimentación

Hay numerosas opciones de tratamientos, pero su eficacia puede variar dependiendo del tipo de acúfenos y del paciente. Más del 50% de las personas que padecen acúfenos tienen

también una pérdida auditiva neurosensorial, por lo que es probable que exista una relación directa entre el tinnitus y la hipoacusia. 

Aunque recomendamos el uso de audífonos para ayudar a aliviar el tinnitus, debería complementarse con otro métodos que hemos mencionado.

Es importante proteger nuestra audición de algunos factores de riesgo como la exposición a ruidos fuertes, escuchar música a un volumen elevado o el consumo de medicamentos. También es importante cuidar la salud vascular manteniendo una dieta saludable y haciendo deporte.

Acudir a un profesional de la audición

Es imprescindible acudir desde el primer momento que se percibe el acúfeno a un especialista. Este realizará diferentes y numerosas pruebas para diagnosticar y encontrar la mejor solución para el zumbido en el oído. Estos son los posibles exámenes a los que tendrá que someterse cada paciente:

Un diagnóstico meticuloso por parte de un profesional con años de experiencia y especializado en tinnitus es esencial para mejorar la calidad de vida. 

Sheila González
Content Manager en | Web | + posts

Deja un comentario

Salir de la versión móvil