Audífonos digitales vs audífonos analógicos

-

La última actualización se ha realizado el 31/05/2022. El artículo ha sido revisado por Sheila González.
_

La evolución tecnológica también ha afectado al mundo de las ayudas auditivas: poco a poco, las prótesis analógicas se han ido sustituyendo por la opción digital. 

La mayoría de los grandes fabricantes han dejado de comercializar los modelos analógicos y se han centrado en los dispositivos digitales. Sin embargo, aún existen pequeños fabricantes que siguen produciendo audífonos analógicos.

A continuación comparamos el funcionamiento de cada uno: audífonos digitales vs analógicos, con sus ventajas e inconvenientes para que puedas escoger el que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

1. ¿Cómo funcionan los audífonos digitales?

Son los dispositivos más modernos y los que más opciones presentan a los usuarios. Tienen grandes posibilidades de programación y conectividad con otros dispositivos como teléfonos móviles o televisores.

Los audífonos digitales poseen un procesador en su interior que limpia los sonidos, de forma inteligente, antes de emitirlos de nuevo. 

Audífonos digitales vs analógicos

Un micrófono capta las ondas sonoras y las transforma en información digital, el procesador recibe esta información y trata de compensar las frecuencias que no escucha el paciente; finalmente se emiten amplificadas y adaptadas al ambiente acústico.

Además, se pueden adaptar a los diferentes ambientes, eliminar distorsiones o ruido y subir las frecuencias de las voces para que las conversaciones destaquen sobre el sonido ambiente. 

2. ¿Cómo funcionan los audífonos analógicos?

Los audífonos analógicos fueron una revolución en su momento: dejaron de lado amplificadores mecánicos, por entonces utilizados como forma de corregir la pérdida auditiva.

El funcionamiento de los audífonos analógicos es sencillo: un micrófono recoge las ondas sonoras y las transforma en señales eléctricas, estas pasan a un amplificador y de ahí al auricular; que las vuelve a convertir en sonido.

Comparativa audífonos digitales vs analógicos

No se pueden programar ni adaptar según las necesidades auditivas del usuario, aunque los más modernos cuentan con opciones sencillas de control para regular el volumen recibido. 

La amplificación es más lineal y para muchos resulta más cómoda que la que ofrecen las prótesis digitales. Se produce de forma que no se distinguen los ruidos de la voz y es común que aparezcan distorsiones.

3. Diferencias entre audífonos digitales y analógicos

Aunque los audífonos digitales son el presente y futuro de las prótesis auditivas, aún hay quienes siguen prefiriendo la opción analógica. Estas son las características que ofrece cada tipo de audífono.

Audífonos digitalesAudífonos analógicos
· Amplias opciones de programación para diferentes ambientes.
· Procesamiento inteligente del audio.
· Opción de audífono a pilas o recargable.
· Son de menor tamaño, por lo que existen modelos más discretos.
· El sonido puede considerarse más suave por usuarios acostumbrados a los analógicos.
· Las grandes marcas solo producen dispositivos digitales.
· Algunos modelos se pueden controlar desde el móvil.
· Tienen una vida útil más larga.
· Solo se puede controlar el volumen.
· Todos los sonidos de la misma frecuencia se amplifican por igual.
· Funcionan con pilas, en ocasiones con más de una a la vez.
· Son de gran tamaño porque necesitan mucho espacio para el procesador.
· A mayor procesamiento, más posibilidades de que se produzcan distorsiones.
· Generan pitidos molestos. 
· Muchos no cuentan con servicio técnico.

4. Analógico o digital, ¿qué audífono escojo?

Para muchos usuarios, la opción preferida son los audífonos digitales: son funcionales para cualquier grado y tipo de pérdida auditiva, los más avanzados en cuanto a tecnología, y los más utilizados por la mayoría de personas con pérdida auditiva.

Algunas personas que llevan mucho tiempo utilizando audífonos analógicos sienten que el sonido de los digitales es peor: en este caso, pueden utilizarse audífonos digitales sin configurarlo, aunque la mejor opción es adaptarse, poco a poco, a la opción digital.

Para aquellos que comienzan a utilizar audífonos, los digitales son los más recomendados por sus prestaciones y configuración mejorada.

En cualquier caso, siempre debemos elegir el audífono que nos proporcione mayor comodidad, adaptado a nuestras necesidades y a nuestro grado y tipo de pérdida auditiva: consulta con un audiólogo para que pueda recomendarte la mejor opción.

Sheila González
Content Manager en Audifono.es | Web | + entradas

Creadora de contenido especializada en el sector de la audiología desde hace 3 años. Experta en SEO, marketing de contenidos y productos de audiología.

 

Deja un comentario