Cómo guardar los audífonos para que no se dañen

- ,

La última actualización se ha realizado el 22/03/2022. El artículo ha sido revisado por Sheila González.
_

Proteger y cuidar nuestros audífonos, especialmente cuando no los estamos utilizando, influye directamente en su tiempo de vida útil y en su mantenimiento funcional.

Los audífonos son una ayuda técnica, básica e imprescindible, para las personas con pérdida auditiva por eso, para evitar que sus piezas sensibles se deterioren antes de lo previsto, en este artículo te explicamos cómo guardar los audífonos para que no se dañen.

1. Consejos para conservar en buen estado los audífonos

Antes de adquirir unos audífonos debemos considerar su tiempo de vida útil: esto dependerá tanto de las características del modelo como el uso que le demos. En cualquier caso, guardar los audífonos de forma segura lo alejará de factores de riesgo como bacterias, humedad o daños por caída.

Un audífono tiene un tiempo de vida medio de entre 5 y 6 años.

1. 1 Guarda los audífonos en tu estuche

Todo audífono incluye con su compra un estuche y un kit de limpieza: dos herramientas que usaremos de forma imprescindible en el cuidado diario de nuestras prótesis.

La caja o estuche de nuestro audífono se fabrica en sílice: un material que se encarga de absorber la humedad. Así, tras todo un día de uso lo más recomendable es proteger el audífono en su estuche para dejar que se deshumidifique y evitar que el audífono se deteriore.

Pero los únicos enemigos del audífono no son el polvo y el agua: el estuche también evitará que el dispositivo se caiga y se vuelva inservible de un mal golpe.

Para tener una mayor durabilidad de tus prótesis, aquí te dejamos algunos consejos para guardar los audífonos correctamente: 

  • Limpia los audífonos antes de irte a la cama y al guardarlos, para que sigan en perfecto estado cuando te levantes.
  • Retira la pila y protégela, para una mayor durabilidad
  • Si tu estuche no lo incluye, utiliza un deshumidificador para mantener secos los audífonos. 

1. 2 Cómo limpiar el audífono correctamente

Una correcta higiene de los audífonos es esencial para el mantenimiento y la duración de estas prótesis auditivas. Además, limpiar los audífonos de forma adecuada es más sencillo de lo que parece:

  • Coge un paño suave y, con mucho cuidado, frota hasta eliminar cualquier resto de suciedad o polvo que se haya acumulado en el audífono. 
  • Si los audífonos que tienes llevan domo o tulipa, retíralos cuidadosamente y límpialos con cautela. Esta es una de las zonas que acumulan suciedad con más facilidad.

1. 3 Con qué frecuencia se limpian los audífonos

Siempre que nos retiremos las prótesis de la oreja, es recomendable que nos detengamos a limpiarlos adecuadamente. Lo recomendable es, al menos, una vez al día, antes de acostarnos.

Aunque no lo parezca, los audífonos están expuestos a ambientes de humedad, polvo y temperaturas elevadas. Pero sobre todo a la cera de los oídos que se genera en el mismo canal auditivo. Por ello, es necesario limpiar los audífonos de forma constante.

Para mejorar aún más su mantenimiento, es recomendable que acudamos a nuestro centro auditivo cada 3 meses para que un profesional pueda realizar una limpieza aún más profunda y exhaustiva. 

1. 4 Guardar la pila del audífono para que no se gaste 

Muchas veces guardamos los audífonos con la pila desechable o con la batería dentro del dispositivo, y pensamos que, al no estar la prótesis conectada, la batería no se consumirá. Sin embargo, esto no es así.

Para que la pila dure más y no tengas que derrochar dinero de forma innecesaria, te damos estos consejos para que cuides de la batería del audífono al guardar la prótesis en su estuche:

  • Apaga el audífono cuando no esté en funcionamiento. 
  • Abre el porta pilas del dispositivo para evitar que se consuma la pila. 
  • Mantén la pila limpia y alejada de espacios húmedos o con líquidos cerca.

1. 5 Colocar adecuadamente el cable del audífono

El 85% de los audífonos se estropea por no guardar su pequeño cable como es debido. Nos referimos al pequeño tubo que conecta la adaptación del dispositivo (BTE o RIE) con el conducto.

Cómo guardan los audífonos para que no se estropeen

Si tienes un audífono BTE, RIE o que incluya algún tipo de tubo transmisor, recuerda proteger este cable al guardarlo y asegurarte que no queda fuera del estuche.

1. 6 Deshumidificador para mantener secos los audífonos

Guarda tus audífonos en un deshumidificador de audífonos

La humedad y el agua son dos de los mayores enemigos de los audífonos. En el momento en el que alguno de estos factores de riesgo entran en contacto con la prótesis, su tecnología y funcionamiento se pueden ver deteriorados.

Por eso, lo más idóneo es mantener los audífonos en un lugar seco y en su propio estuche.

Si tu caja protectora no incluye un deshumidificador, también puedes comprar este accesorio de forma adicional.

2. Malas prácticas que deterioran los audífonos

Estos aparatos requieren de un mantenimiento diario mínimo que debe seguirse con las recomendaciones avaladas por audiólogos, sin recurrir a métodos alternativos sin ningún respaldo.

Para prolongar la vida útil del audífono evita realizar estas malas prácticas tan comunes:

2. 1 Abrir los audífonos para manipularlo

Desmontar el audífono o manipular su piezas hará que tus audífonos se vuelvan, definitivamente, inservibles. Por eso, si tienes cualquier duda o notas alguna incidencia en tu dispositivo, acude al centro auditivo directamente: solo el audioprotesista especializado o el fabricante deben manipular el interior de la prótesis.

Cómo guardar un audífono para que no se dañe

2. 2 Poner el volumen del audífono al máximo

El uso que le damos a nuestra prótesis influye directamente en su durabilidad.

Los audífonos están diseñados para mejorar la audición y comprensión de los sonidos más cercanos, pero no para soportar un nivel decibelios tan elevado como inaudible. Además, si acostumbras a tener el volumen siempre al máximo tu membrana timpánica puede verse dañada.

2. 3 Acercar el audífono a aparatos eléctricos

Los audífonos son un dispositivo sanitaria que requiere un cuidado especial y, como tal, son bastante sensibles al entorno. De hecho, su tecnología puede dañarse al tener contacto con otros campos magnéticos.

Entre los problemas más comunes que puede provocar el contacto de los audífonos con la electricidad están:

  • Distorsión en la señal acústica.
  • Interrupción de la bidireccionalidad.
  • Daño en la adaptación realizada por el audioprotesista.

3. ¿Qué audífono tiene mayor duración?

Siempre se ha dicho que los audífonos de detrás de la oreja, los BTE o RIE, tienen una mayor duración que los ITE: esto se debe a que los modelos intracanales tienen todos los componentes electrónicos incorporados en el canal auditivo, un espacio que acumula de forma constante humedad, cera y otros condicionantes.

Sin embargo, todas estas pequeñas piezas ya se cubren y protegen con materiales que aumentan su resistencia, por lo que la duración de nuestro audífono dependerá, principalmente, del cuidado y uso que le demos.

Sheila González
Content Manager en Audifono.es | Web | + entradas

Creadora de contenido especializada en el sector de la audiología desde hace 3 años. Experta en SEO, marketing de contenidos y productos de audiología.

 

Deja un comentario