5 Cosas curiosas que no sabías de tu oído

El oído es uno de los sentidos más complejos a la par que peculiares de nuestro organismo. 

A parte de ser uno de los más importantes gracias a asegurarnos la comunicación entre unos y otros.


Este sentido es el que nos garantiza poder interactuar de manera plena con el entorno que nos rodea, desde participar en las conversaciones con amigos, hasta para disfrutar de nuestras aficiones y actividades preferidas. Pero ¿sabemos lo suficiente sobre el oído?


Hoy contamos con la aportación de OYE Centros Auditivos para explicarnos todo lo que necesitamos que nos cuenten sobre nuestros propios oídos, y en concreto, las 5 cosas más curiosas que seguro no conocías.
 

¿Por qué el oído es un sentido tan importante?

Convivir día a día con nuestras orejas no nos hace más conocedores de estas, pero seguramente sabes más de lo que piensas. El oído es uno de los sentidos más desconocidos para nosotros, a pesar de considerarse sentido clave en nuestro organismo.


¿Alguna vez has sido consciente de su importancia? El oído nos permite percibir sonidos, y no solo eso, sino su volumen, su tono, timbre y la dirección desde la que se emite.  De esta forma, la audición nos permite comprender gran parte de lo que sucede en el ambiente que nos rodea tanto a nivel físico como a nivel social.

Pero, ¿cuánto sabemos de nuestros oídos?


El oído: 5 curiosidades

El oído esconde infinidad de singularidades más allá de su complejo funcionamiento y proceso de conversión para la comprensión y asimilación de sonidos. ¿Solo cumple la función de escucha? ¿Podemos desconectar el audio? ¿Qué lo compone? OYE Centros Auditivos nos ayudan a explicar todo lo que necesitas saber.
 

El oído es el centro del equilibrio

El oído parece ser el engranaje más importante de nuestro mecanismo, y su correcto funcionamiento repercute de forma directa en nuestra salud de manera general, en la medida en la que controla muchas funciones importantes de nuestro día a día.

¿Cómo relacionamos esto con el equilibrio? Pues en el oído se encuentra el sistema vestibular, el cual se sitúa en el oído interno y se encarga de controlar nuestra capacidad de equilibrio estabilidad.

Cuando hacemos un gesto al girar la cabeza hacia un lado, se produce el movimiento del líquido que hay dentro del oído interno que mueve a su vez unos cilios de tamaño pequeño que envían la respuesta al cerebro, y este es el que transmite a los músculos las órdenes necesarias que nos aseguran el equilibrio.

Por este motivo, la mayoría de las veces, los vértigos tienen su origen en el oído, generalmente a causa de alguna alteración del sistema vestibular.
 

En él se ubica el hueso más pequeño y el más duro de nuestro cuerpo

Parece que el oído es un sentido más duro de roer de lo que pensábamos. Por un lado, El estribo estapedio, que se sitúa en el oído medio y que forma parte de la conocida cadena de huesecillos, es el hueso más pequeño de nuestro cuerpo con una longitud entre 2,5 mm y 3 mm.

Y, por su parte, el hueso más duro de nuestro cuerpo es el hueso temporal, es aquel que protege el oído interno.
 

El oído nunca desconecta

¿Sabes que nuestro sistema auditivo siempre está en funcionamiento? Es como una radio que siempre se mantiene encendida y lista para recibir cualquier señal. Y te podrás preguntar por si también se mantiene activo mientras dormimos: cierto. Entonces, si podemos escuchar todo el rato ¿cómo podemos dormir tranquilos?

Cuando dormimos, el cerebro inhibe los sonidos que nos rodean y, solo cuando se produce un ruido diferente y más intenso, es cuando el oído reacciona como mecanismo de defensa para poder actuar rápidamente.


Cada oído escucha cosas diferentes

Al igual que repartes las tareas, el sentido del oído hace lo mismo. Resulta que se ha comprobado que con tu oído izquierdo percibes mejor la música y que el derecho está más preparado para escuchar la voz de las personas.

 
La oreja y su particular forma

La estructura de la oreja no es casual, aunque unos las tengan más grandes o pequeñas. Se trata de un pabellón auditivo perfecto que permite captar todos los sonidos de nuestro alrededor con mayor facilidad. Además, conduce las ondas sonoras al tímpano, lo que con otra forma no conseguiría.
 
¿Conocías algunas de estas curiosidades? ¿Eras consciente de las cosas que hace tu oído por ti? Esperemos que a partir de ahora puedas prestar más atención y recuerda siempre que para oír atentamente, primero tenemos que atender a nuestra salud auditiva.
 

+ posts

Deja un comentario