El calor y la humedad, ¿pueden dañar los audífonos?

- ,

La última actualización se ha realizado el 11/03/2022. El artículo ha sido revisado por Sheila González.

Aunque el verano sea una de las épocas del año más deseadas, sus altas temperaturas y la humedad causan grandes daños en los audífonos. 

Según estudios llevados a cabo desde el sector audiológico, durante el verano o el invierno el deterioro de los audífonos se incrementa más de un 30% por culpa de las temperaturas extremas y ambientes de excesiva humedad o sequedad.

El agua y la arena son algunos de los factores que más pueden perjudicar a un audífono aunque, actualmente, estos dispositivos se fabrican con la máxima resistencia para evitar cualquier riesgo. Te contamos cómo afecta el calor y la humedad a tus audífonos, y cómo puedes protegerlos para evitar que se estropeen.

1. Cómo daña el calor tus audífonos

Dejar en casa los audífonos para protegerlos del calor no es una opción, ya que las personas que las personas con pérdida auditiva los utilizan como una herramienta imprescindible para desenvolverse en el día a día.

Durante los meses más calurosos y en ambientes muy cerrados o secos, debemos prestar especial atención al cuidado de los audífonos.

1. 1 ¿Qué ocurre cuando los audífonos se calientan?

El calor puede afectar a los audífonos de diferentes maneras:

  • De forma directa, al ser la propia tecnología del audífono la que se sobrecalienta al no incorporar un sistema de resistencia al ambiente automatizado.
  • De manera indirecta, a través del calor o la sudoración. 

El sobrecalentamiento de los audífonos se debe a que su tecnología está menos preparada que la de los modelos premium, normalmente son los modelos a pilas los que tienen más facilidad para estropearse debido a las temperaturas extremas.

Si te expones al sol durante mucho tiempo en tu día, es probable que el modelo de dispositivo que más te interese sean los audífonos recargables con batería de ión de litio o plata zinc. Pregunta al audioprotesista en tu centro auditivo y te mejorará la mejor solución para tu caso.

También debemos ser precavidos a la hora de cuidar nuestros audífonos ante el sudor: su humedad puede penetrar en el dispositivo y crear un cortocircuito en los componentes tecnológicos que lo forman. 

1. 2 Deterioro de los audífonos por humedad

La parte del audífono que sale más perjudicada de la humedad o el calor es la batería pero, además, la humedad también puede dañar el funcionamiento del micrófono, el receptor y causar corrosión en el dispositivo de mejora auditiva. 

El problema de la humedad en los audífonos es que cuando entra en contacto con ellos puede que no muestre ningún signo de deterioro hasta un tiempo después en el que la prevención no sea una opción sino que toque llevar los audífonos a reparar. 

Si el sonido del audífono se entrecorta, si el tono se desvanece o si los sonidos dejan de ser nítidos y comienzan a distorsionarse, puede que tus audífonos hayan mantenido contacto con la humedad o el agua. Por suerte, puedes probar algunas soluciones si tu audífono se moja.

1. 3 Protege los audífonos de temperaturas extremas

Las pilas forman parte de muchos de los dispositivos auditivos disponibles en el mercado, y su exposición al calor o al frío excesivo reduce su vida útil provocando daños en el audífono. 

Cómo afecta el calor, la humedad y el sudor a los audífonos

Si no tienes puesto el audífono, lo más recomendable es guardarlo en su caja protectora, y mantener esta caja en lugares frescos. Además, muchos modelos cuentan con estuches deshumificadores que ayudan a eliminar la humedad acumulada durante el día.

Los audífonos recargables suelen incluir estuches que no solo permiten cargar los dispositivos de audición, sino que también permiten secarlos. Por otro lado, existen deshumidificadores de audífonos se encargan de retirar toda la humedad que hubiese entrado en el audífono en solo 5 horas.

La mayoría de prótesis auditivas, a día de hoy, no son completamente inmunes al calor, al frío ni a la humedad. Por ello, es imprescindible que evitemos exponer los audífonos a la humedad en duchas, piscinas o ciertos ambientes de riesgo. 

2. Consejos para cuidar tus audífonos de ambientes extremos

  • Quítate los audífonos cada vez que vayas a lugares con abundante humedad y exposición al agua como piscinas, playas o parques acuáticos.
  • Si vas a hacer deporte y quitarte los audífonos no es una opción, coloca una diadema de tela entre tu audífono de la oreja: de esta forma evitarás que el sudor llegue al dispositivo.
  • Protege los audífonos en un espacio seco a una temperatura estable.
  • No expongas los audífonos a ningún tipo de líquido, ni siquiera al limpiarlos.

No cuidar los audífonos de factores de riesgo puede reducir de forma significativa su vida útil o, lo que es peor, dañar por completo el dispositivo, obligándonos a comprar unos nuevos. Limpiar los audífonos de manera adecuada y mantenerlos lejos de factores dañinos hará que su tiempo de vida se incremente. 

Sheila González
Content Manager en Audifono.es | Web | + entradas

Creadora de contenido especializada en el sector de la audiología desde hace 3 años. Experta en SEO, marketing de contenidos y productos de audiología.

 

Deja un comentario