8 Trabajos con ruido que podrían dañar tu audición

Sabemos que ciertos trabajos son más ruidosos que otros, pero ¿en qué medida desempeñar estos oficios puede llegar a afectar a nuestra salud?

Al igual que muchos informáticos desarrollarán algún tipo de dolencia relacionada con la vista, al pasar muchas horas frente al ordenador, existen otros muchos trabajos que pueden llevar a provocar algún tipo de dolencia en nuestro sistema auditivo.

A menudo, no prestamos mucha atención a nuestra capacidad auditiva, pero la pérdida parcial o total de la audición puede tener un profundo impacto no solo en nuestro trabajo, también en nuestra vida y en nuestro bienestar.

El ruido en el trabajo

La pérdida de audición inducida por el ruido es la enfermedad profesional más común en Europa. Este tipo de hipoacusia suele estar causada por la larga exposición a ruidos fuertes.

La pérdida de audición por ruido es la enfermedad profesional más común en Europa

Uno de los primeros síntomas es la incapacidad de oír los tonos altos.

A menos que se aborde el problema del ruido, la audición de quien esté expuesto irá deteriorándose de forma gradual hasta tener dificultades para detectar y entender los sonidos de tonos más bajos.

Hemos recopilado 8 trabajos en los que se debe utilizar algún tipo de protección auditiva para evitar una más que probable pérdida de audición.

1. Personal de tierra del aeropuerto

El personal de tierra de los aeropuertos es uno de los grandes grupos de trabajadores que ven su audición afectada por el constante ruido de los aviones.

Los motores de los aviones pueden emitir ruidos de hasta 140 dB

Los más afectados son los operarios que trabajan directamente en pista, transporte de equipaje, señalización, etc. a pesar de usar protecciones para los oídos.

La pérdida auditiva puede empezar a producirse por largas exposiciones a ruidos de más de 85 dB, y los motores de los aviones pueden emitir hasta 140 dB.

El ruido no solo afecta al personal que trabaja en el aeropuerto sino también a las poblaciones colindantes. En el aeropuerto de Ámsterdam, tras la construcción de la quinta pista, los vecinos de la zona aseguraron sufrir molestias por el ruido de baja frecuencia.

Para reducir el ruido causado por el despegue y aterrizaje de los aviones se decidió utilizar la jardinería a gran escala: un espacio verde con una serie de setos y zanjas con un objetivo principal: desviar el ruido.

>> Así es ha quedado el parque que ha conseguido desviar el ruido

2. Obras, fábricas, minas y talleres

Durante todos los proyectos de construcción suelen ser habituales los ruidos. Tanto los obreros como los trabajadores en talleres y fábricas, experimentan pérdidas de audición debido a los altos sonidos constantes que escuchan durante toda su vida laboral.

Los trabajadores que están expuestos a este tipo de ruidos excesivos en construcciones, minas o fábricas, pueden proteger sus oídos gracias a las orejeras o a las prevenciones indicadas para este tipo de oficios.

La audición de los trabajadores de los recintos donde se celebran conciertos o de las discotecas se puede resentir al soportar grandes niveles de sonido

3. Espectáculos musicales y discotecas

La audición de los trabajadores de los recintos donde se celebran conciertos o de las discotecas se puede resentir al soportar grandes niveles de sonido. En este tipo de recintos, el ruido puede llegar alcanzar hasta los 115 dB.

Además del alto volumen que pueden soportar todos los trabajadores en conciertos, bares, discotecas y otro tipo de espectáculos, también es peligrosa la cercanía con los altavoces.

Los músicos que actúan en directo, el personal que realiza las giras y el personal de bares suelen estar en el escenario o muy cerca de los altavoces. Si sumamos el sonido de la gente gritando este tipo de espacios pueden ser muy ruidosos.

4. Herrería y carpintería

Las personas que trabajan en oficios como herrería o carpintería también están expuestos a ruidos constantes.

Las diferentes herramientas que se utilizan a la hora de realizar trabajos de carpintería, como motosierras eléctricas martillos o pistolas de clavos, y la exposición al ruido en la fragua pueden ser muy perjudiciales para los oídos de carpinteros y herreros.

5. Personal de apoyo en espectáculo deportivos de motor

En las carreras profesionales de coches y motos, los técnicos a pie de pista tiene que utilizar protectores auditivos

La audición del personal de apoyo en las carreras de Formula 1 o de Moto GP puede verse afectadas por los ruidos elevados que escuchan de forma continúa. Los motores de este tipo de vehículos de competición pueden alcanzar hasta los 135 dB.

En las carreras profesionales como las mencionadas, los técnicos a pie de pista tiene que utilizar protectores auditivos.

6. Personal militar

Independientemente de si se encuentran desplegados sobre el terreno o en la base militar, el ruido de los aviones que operan a baja altura, de las armas de fuego y de otro tipo de equipos mecánicos pueden afectar a militares y personal de apoyo.

El ruido de los aviones que operan a baja altura, de las armas de fuego y de otro tipo de equipos mecánicos pueden afectar a militares y personal de apoyo.

Los equipos y las armas que utilizan durante las maniobras alcanzan rangos de hasta los 140 dB que pueden causar daños irreparables en el oído.

7. Músicos profesionales

Los profesionales de ciertos géneros musicales pueden verse afectados por una pérdida auditiva severa.

Los profesionales de ciertos géneros musicales pueden verse afectados por una pérdida auditiva severa

Esto no solo ocurre con los músicos de Rock o Heavy Metal, los componentes de orquestas clásicas o las personas que tocan en bandas de Jazz también pueden ser susceptibles a la pérdida de audición inducida por el ruido.

Aunque para las orquestas clásicas se crearon anfiteatros especiales para sus actuaciones, el sonido puede estar en un rango de 85 a 105 dB, algo perjudicial si se está expuesto durante un tiempo prolongado.

8. Agricultura

Aunque los agricultores rurales no se tienen que enfrentar a la contaminación acústica de la ciudad, sus vidas alejados de las grandes ciudades dejan muchas oportunidades para la pérdida auditiva inducida por el ruido.

Los tractores pueden generar hasta 112 dB de ruido y las cosechadoras hasta los 105 dB

Tal y como ocurre con los trabajadores obras, fábricas, minas y talleres, los agricultores utilizan diferentes máquinas y vehículos para cultivar la tierra. Los tractores pueden generar hasta 112 dB de ruido, mientras que las cosechadoras pueden generar hasta 105 dB.

Una investigación realizada por el National Institute on Deafness and Other Communication Disorders (NIDCD) deja evidencia de que casi el 75% de los agricultores van a desarrollar una pérdida auditiva en el futuro.

Deja un comentario