¿Cómo funciona un audífono?

Hemos tomado la decisión de obtener un audífono para mejorar nuestra audición, pero, ¿por dónde empezamos? Te recomendamos que utilices nuestro recomendador de audífonos que, en función de tus preferencias y necesidades en el día a día, te recomendará diferentes audífonos y podrás comparar su precios y características antes de acudir a un centro auditivo de calidad.
 

Es importante conocer el producto antes de comprarlo. Desde Audiotek, centros auditivos ubicados en la provincia de Barcelona, hacen especial hincapié en saber diferenciar entre los amplificadores de sonido y los audífonos

Amplificadores vs. audífonos

Algunas de las diferencias de los amplificadores de sonido y los audífonos:

-Los audífonos son productos sanitarios que compensan la hipoacusia. Los amplificadores amplifican todos los sonidos del entorno, incluyendo golpes, ruidos o silbidos molestos. 

-Los audífonos pueden ayudarnos a resolver problemas auditivos. Por el contrario, el amplificador seguirá causando daños en el oído

-Los amplificadores no requieren ningún tipo de proceso de adaptación, mientras que los audífonos requieren adaptaciones personalizadas que se ajustan específicamente para cada persona.

 


¿Cuáles son las partes de un audífono?

Desde Audiotek nos explican cuáles son los principales componentes de un audífono.
 

Micrófono

Los micrófonos de los audífonos son el comienzo del proceso para ayudar a escuchar mejor. El micrófono capta diferentes sonidos en el entorno y los convierte en señales eléctricas que el procesador pueda entender. El micrófono puede distinguir sonidos, como el habla y el ruido de fondo, y procesar el sonido de manera diferente, lo que resulta en una experiencia de escucha más suave.

Hay dos tipos de micrófonosmicrófonos direccionales y micrófonos omnidireccionales. El micrófono direccional captura principalmente el sonido frente al usuario. Esta característica es útil cuando se intenta entender la conversación en un entorno ruidoso. El micrófono omnidireccional capta el sonido de todas las direcciones, lo que ayuda a los usuarios a comprender mejor la fuente del sonido. La mayoría de los audífonos nuevos están equipados con dos tipos de micrófonos para ayudar a los usuarios a escuchar las voces desde múltiples direcciones, creando así una experiencia auditiva más natural.
 

El procesador o amplificador

El procesador o amplificador puede considerarse como la placa base del audífono. Recibe la señal eléctrica del micrófono y la convierte en una señal digital que pueda ser entendida.

Durante este paso el sonido, ahora una señal digital, cumple con los requisitos del usuario, incluida la cantidad de señal que debe amplificarse para acomodar de forma correcta la pérdida de audición. Cualquier retroalimentación o ruido del viento será cancelado o reducido. Es aquí donde se agrega la función de enmascaramiento del tinnitus.

Después de hacer todos los ajustes apropiados a la señal digital, el procesador la convertirá nuevamente en una señal analógica. Este es el momento de enviar la señal al tercer componente del audífono, el receptor. 

El receptor

El componente final del proceso del sonido es el receptor. Este elemento crea ondas de sonido mejoradas que satisfacen las necesidades de la sordera de los usuarios. Para hacer esto, el receptor debe convertir la señal enviada por el procesador en sonido audible y enviarla al canal auditivo.

Estos tres elementos son los principales de un audífono. En algunos casos podemos encontrar otros componentes:

Portapilas 

Los audífonos pueden hacer funcionar todos sus componentes gracias a baterías recargables o a las pilas. En el caso de las pilas, suelen ser baterías de zinc con componentes de oxígeno. Suelen tener una vida media de entre 3 y 14 días, dependiendo de la potencia necesaria para suplir el déficit auditivo del usuario. 

Audífono con portapilas abierto


En algunos casos el gasto en pilas para audífonos es grande y engorroso tener que acudir al centro auditivo. 

En los últimos años, los audífonos han desarrollado baterías recargables de iones de litio que pueden durar 24 horas y pueden recargarse en solo tres horas.


Moldes para el audífono

En el caso de algunos audífonos una de las partes que más valoran los usuarios es el molde. El molde se realiza a medida del oído del usuario, ayuda a fijar el audífono y que no se mueva. Además, también tiene otras funciones:

  • Dependiendo de la presencia o ausencia de ventilación, se proporciona un efecto de aislamiento acústico para el acoplamiento entre el audífono y el oído del usuario.
  • Conecta el dispositivo al oído y dirige el sonido producido por el audífono al tímpano a través del canal auditivo.

Conocer las diferentes partes que componen un audífono es importante, no solo para diferenciarlas, también nos servirá para poder llevar un mantenimiento adecuado de los audífonos y limpiarlos correctamente.

En los centros auditivos Audiotek, explican a sus pacientes cómo funciona un audífono y cómo realizar un buen mantenimiento. 
 

+ posts

Deja un comentario