Qué es la dislalia. Síntomas y tratamiento

-

La última actualización se ha realizado el 24/05/2022. El artículo ha sido revisado por Alicia Ruiz.
_

La dislalia es una patología frecuentemente diagnosticada en niños, especialmente en los primeros años de vida. Se trata de un trastorno en la forma distinguir y pronunciar los sonidos.

Los síntomas, las causas y los tratamientos de la dislalia pueden ser muy variados por eso, en este artículo, te explicamos cómo se detecta la dislalia infantil y qué terapias son las más recomendadas para su tratamiento.

1. Qué es la dislalia

La dislalia se presenta, especialmente en niños, como una dificultad o incapacidad para distinguir los sonidos, provocando así a una pronunciación incorrecta de los fonemas del lenguaje.

Como es lógico, cada niño tiene su propio proceso de comprensión e identificación del sonido para empezar a comunicarse oralmente de forma precisa e inteligible. En cada niño este proceso es distinto y puede tardar más o menos tiempo.

Al comenzar esta etapa de habituación al habla, es normal confundir ciertos sonidos y tratar de pronunciarlos de la forma más cómoda posible.

Cómo tratar la dislalia

Sin embargo, cuando la ausencia y distorsión de la lengua se prolonga en el tiempo, una vez ya se ha desarrollado el aparato fonador, es cuando suele diagnosticarse este trastorno de la comunicación conocido como dislalia.

2. Síntomas de la dislalia

Los principales síntomas de la dislalia son:

  • Dificultad para pronunciar las palabras de forma inteligible.
  • Omitir ciertos fonemas de la lengua empleada.
  • Reemplazar los fonemas de las palabras por otros incorrectos.
  • Dificultad para distinguir unos fonemas de otros, y pronunciarlos de forma distorsionada. 

En la mayoría de personas, el aparato fonador está completamente desarrollado a partir de los 5 años y no debería presentarse dificultad alguna para distinguir y pronunciar todos los fonemas de forma adecuada.

Distinguir el fonema R puede tener un proceso de habituación más largo que el resto: en algunos casos, este sonido no se consigue pronunciar en edades más avanzadas o incluso en la edad adulta.

2. 1. Tipos de dislalia según los síntomas

Qué es la dislalia y tipos de dislalia

En función de los síntomas que muestre la dislalia, se puede clasificar en cuatro tipos:

  • Dislalia simple. Dificultad para pronunciar un fonema concreto. Por ejemplo, decir ‘tes’ en lugar de ‘tres’ y ‘fante’ en lugar de ‘elefante’
  • Dislalia múltiple. Cuando la dificultad de pronunciación se manifiesta en más de dos fonemas. Ejemplo: pronunciar ‘igo’ en lugar de ‘amigo’ o ‘Cheila’ en lugar de ‘Sheila’
  • Dislalia afín. Se diagnostica cuando la dificultad de pronunciación se presenta en todos los fonemas con el mismo punto de articulación. Por ejemplo, dificultad en el fonema R, al decir ‘tes’ en lugar de ‘tres’, y ‘tozo’ en lugar de ‘trozo’.
  • La dislalia generalizada u hotentotismo se manifiesta como la dificultad para pronunciar todos los fonemas.

2. 2. Tipos de dislalia según diagnóstico

Según las posibles causas de la dislalia puede clasificarse en tres tipos:

  • Dislalia fisiológica. Se detecta cuando la pronunciación es incorrecta antes de los 5 años, cuando el aparato fonador aún no está completamente desarrollado
  • Dislalia funcional. A partir de los 5 años, la dislalia funcional puede estar provocada tanto por problemas en el desarrollo cerebral como por causas sociales, como los modismos locales (ceceo o seseo), confusiones por bilingüismo o por la dislalia de los propios progenitores.
  • Dislalia mecánica. El origen del trastorno se ubica en afecciones o lesiones del aparato fonador, como malformaciones del paladar, del frenillo o del cielo de la boca.

3. Causas de la dislalia

Al no estar del todo claras las causas de la dislalia, tampoco se conocen métodos certificados de prevención. Para evitar su aparición, muchos profesionales recomiendan insistir en el lenguaje y la comprensión del habla en la etapa prelocutiva.

No obstante, en función de cómo se manifiesten los síntomas y las dificultades que se presentan en este trastorno, es posible prescribir el tratamiento más adecuado.

4. Cómo tratar la dislalia

El tratamiento más empleado en la dislalia y otros trastornos del habla se centran en el desarrollo de la comunicación oral y su pronunciación, a través de la terapia dirigida por un logopeda o un foniatra.

Tipos y ejemplos de dislalia

En determinados casos, también puede recurrirse a tratamiento farmacológico o quirúrgico; por ejemplo, cuando la afección encuentra en los órganos implicados en la función del habla, como la lengua o el frenillo.

No existe forma de prevenir la dislalia, aunque se puede evitar su aparición temporal o crónica siguiendo ciertas pautas:

  • Identificar a tiempo las posibles lesiones en los órganos fonadores.
  • Cuidar el entorno oral del niño durante el desarrollo de la locución, ya que el habla se aprende principalmente por imitación.
  • Cuidado de la salud integral, ya que cualquier tipo de patología puede provocar, como efecto colateral, algún tipo de trastorno comunicativo u oral.
Alicia Ruiz
Alicia Ruiz
Redactora en Audifono.es | Web | + entradas

Especialista en comunicación social. Redactora para diferentes medios como EuropaPress, elDiario.es o El economista. Storytelling a contrarreloj y sacando creatividad de donde parecía imposible.

Deja un comentario