Efecto Larsen, ¿cómo prevenirlo?

-

Todos los que somos usuarios de audífonos o conocemos a alguien que los ha llevado hemos escuchado alguna vez hablar de unos pitidos que son especialmente molestos, sobre todo para los que estamos alrededor.

El nombre de este pitido viene de Soren A. Larsen, un físico danés que trabajó en el campo de la electroacústica. El fenómeno fue publicado en 1911.

1. ¿Qué es el efecto Larsen?

El efecto Larsen o comúnmente llamado feedback, acople o retroalimentación acústica, es un fenómeno que se produce cuando el micrófono recibe la señal acústica que sale del auricular ya amplificada, por lo tanto se produce una reamplificación de la señal.

Esta sensación es muy reconocible sobre todo en conciertos, cuando el micrófono se acerca al altavoz y se crea un molesto pitido muy alto.

En los audífonos es el mismo efecto, pero a menor escala. El micrófono capta el sonido del auricular (debido a varios factores) y vuelve a amplificarlo, y así sucesivamente.

Hoy en día todos los tipos de audífonos tienen incluido el sistema anti-feedback. Mediante filtros se emiten señales de compensación que lo cancelan.

Estas señales se logran de manera automática, con la emisión de una señal interna cuyo objetivo es determinar la aparición de ondas sonoras o bucles que anticipan los pitidos que aparecen por el micrófono, que salen por el auricular, de esta forma cancelan la retroalimentación acústica.

Este proceso se adapta y queda ajustado siempre durante el uso del audífono para buscar las variaciones de señal que generen retroalimentación acústica y contrarrestarlas.

Así, el audífono de forma automática reconoce este sonido y lo cancela rápidamente para que no se siga acoplando. Así se aseguran audífonos libres de retroalimentación, sin modificar ni reducir la ganancia para que el uso del audífono sea óptimo.

Qué es el efecto Larsen

2. Causas del efecto Larsen

Este efecto no es un fenómeno que suceda siempre. Las causas que pueden crear realimentación en el uso de audífonos pueden ser muy variadas, como por ejemplo:

  • Usar un molde inadecuado o falta de sellado en el CAE.
  • Ventilación excesiva.
  • Exceso de ganancia, sobre todo en frecuencias muy altas.
  • Acumulación de cera.
  • Movilidad de la articulación temporomandibular.
  • Avería o montaje defectuoso.
  • Adaptación incorrecta.

3. Cómo evitar el efecto Larsen

Otra opción para poder controlar los problemas de realimentación es reducir la ganancia del audífono, aunque esto afecta directamente en la audición del paciente, que se verá mermada.

Un buen control del anti-feedback es imprescindible para una buena adaptación, ya que puede afectar en cómo percibimos los sonidos con los audífonos y en nuestra inteligibilidad.

El feedback es uno de los problemas más habituales que nos encontramos. Afortunadamente, los audífonos digitales de última generación utilizan técnicas muy eficaces para contrarrestarlo.

Saber gestionar la retroalimentación es imprescindible para una adaptación satisfactoria y para crear una verdadera sensación de confort a la hora de usar los audífonos.

Julio Martín
+ entradas

Audioprotesista titulado en la escuela del Clot desde 1993. Tras 12 años en las más importantes empresas del sector, inicié una nueva etapa junto con mi compañero, Sergio Martínez, dando forma a nuestro proyecto: Audiotek. 

2 comentarios en «Efecto Larsen, ¿cómo prevenirlo?»

  1. Tengo unos ITC hace 5 meses me los quito para dormir y bañarme después de cologados me han hecho dos revic para adecuarlos ,Es complicado la adaptación,
    Cuando hablo es como si tuviera tapones pues retumba en los oído y cerebro.Estoy notando q cuando me hablan no tengo buena audición. La ultima revicion fue ultimos días de marzo y me dieron cita para el 11 junio..
    Hace dos o tres día estoy sintiendo un sonido o ruido muy extraño ,cono grillos o sonidos o ruidos magnéticos muy molestos .Los compré en GAES.
    Podrían ayudarme.
    Gracias

    Responder
    • Hola Alberto, gracias por dejarnos tu duda por aquí 😉

      Empezar con audífonos conlleva un proceso de adaptación, ya que cuando llevamos tiempo sin oír (o nunca hemos oído) el cerebro tiene que acostumbrarse a sonidos desconocidos u olvidados para empezar, poco a poco, a incorporarlos a su registro.

      Si los audífonos no están correctamente adaptados, también es posible que su uso provoque tinnitus. Te voy a dejar el teléfono de mi compañero Sergio, para que te ayude a encontrar un centro auditivo en tu zona y un audiólogo experto te ayude a encontrar la mejor solución 🙂

      Teléfono de Sergio: 611 69 31 67

      Ya me contarás qué tal, Alberto! un saludo!

      Responder

Deja un comentario