¿Qué son los hongos en los oídos y cómo curarlos?

-

Los hongos pueden darse en cualquier parte del cuerpo, pero cuando la infección aparece en el oído, llamada otomicosis, resulta aún más desagradable.

En este artículo te explicamos qué son y cómo afectan los hongos en el oído, cuáles son sus causas y síntomas, y en qué consiste el tratamiento de la otomicosis.

1. ¿Qué son los hongos en los oídos?

Los hongos en el oído, también llamada otomicosis u otitis externa fúngica suelen afectar a la parte externa del oído, ya sea a uno o ambos. En algunos casos también puede afectar al oído medio, en cuyo caso se recomienda tratamiento inmediato. 

Hay muchos tipos de bacterias que provocan la otomicosis. Los más comunes son Aspergillus y Cándida. 

2. Causas de los hongos en el oído

Los hongos en los oídos pueden desarrollarse por muchas razones. El entorno, los hábitos de limpieza auditiva y nuestro estilo de vida desempeñan un papel fundamental en su aparición.

Síntomas y causas de los hongos en el oído

En el canal auditivo normalmente conviven una gran variedad de bacterias, pero esto no tiene por qué provocar ninguna infección de oído. Cuando hay un desgarro en el revestimiento de la piel del canal auditivo, y además existe humedad y mala higiene, es cuando aparece este tipo de infección.

Los desgarros en los oídos pueden producirse por cualquier objeto punzante que se entrometa dentro del canal: una uña, horquilla, llave de automóvil, una mala colocación del audífono, uso de bastoncillos…

Además, los hongos en los oídos aparecen con más frecuencia en los meses de verano, donde somos más propensos a pasar tiempo bajo el agua. Los climas cálidos y tropicales también influyen en su aparición.  

La combinación de todos estos factores es un potencial desencadenante para la infección por hongos y/o bacterias.

La otitis externa, también conocida como otitis del nadador, es una patología común en aquellos que se exponen constantemente al agua. También es una infección habitual en personas con problemas de salud crónicos, eczemas, dermatitis, o con un sistema inmunitario débil.

3. Síntomas de hongos en el oído

Los síntomas de hongos en el oído externo u otomicosis son:

  • Picazón, dolor y ardor en el oído.
  • Piel escamosa.
  • Hinchazón.
  • Secreción auditiva en exceso.
  • Déficit de audición.
  • Taponamiento de los oídos y tinnitus.
  • Fuerte dolor de de cabeza.

La infección se detecta principalmente en el conducto auditivo externo, aunque en ocasiones estos síntomas pueden trasladarse al oído medio.

Si notas cualquiera de estas molestias te recomendamos que pidas cita con un audiólogo profesional lo antes posible, ya que la otitis externa fúngica no suele desaparecer por sí sola, sin recurrir a tratamientos específicos.

4. Cómo curar los hongos en el oído

El primer paso para tratar la otomicosis es examinar el interior del oído, usando un otoscopio. De esta forma podremos identificar si la infección de oído es bacteriana o fúngica, lo que será determinante a la hora de prescribir el medicamento más efectivo.

Una vez que hayamos determinado el tipo de infección, es fundamental limpiar los oídos de forma adecuada sobre la zona afectada, y aplicar el medicamento recetado por el especialista sanitario.

Cómo curar hongos en el oído

En algunos casos, esta limpieza puede ser suficiente para eliminar el hongo en el oído; sin embargo, esto no suele ser lo común. Normalmente, tras la limpieza, es necesario aplicarse gotas antifúngicas o un antibiótico específico.

Los tratamientos convencionales se centran en agentes antifúngicos. Estos medicamentos pueden administrarse en forma de píldora, crema o gotas para los oídos, cuyos principios activos son:

  • Azol.
  • Anfotericina B
  • Ácido bórico
  • Mercurocromo.
  • Acetato de fenilmercúrico en agua estéril.
  • Ácido ureaacético.
  • Acetato de aluminio.

Dado que los hongos en los oídos tienen la capacidad de volverse crónicos, lo recomendable ante el mínimo síntoma es contactar con un otorrinolaringólogo o audiólogo y realizarnos una revisión, incluso de forma periódica tras el tratamiento de la infección.

En TodOído Centro Auditivo, son expertos en todo tipo de infecciones y hongos en los oídos. Los profesionales te ayudarán a encontrar el mejor tratamiento según tu caso.

5. ¿Puedo usar audífonos si tengo hongos?

Los audífonos no causan otomicosis, ya que se trata de una infección del canal auditivo externo que ocurre, generalmente, como resultado de un traumatismo en el revestimiento de la piel del canal auditivo.

No obstante, si la persona que padece la otitis externa fúngica es usuaria de audífonos, debe dejar de usarlos mientras dure la infección. Es posible que el molde del audífono pueda causar irritación en la piel del canal auditivo externo, y esto podría desencadenar que los hongos que habitan normalmente en el canal auditivo causen una infección. 

Cuando la otitis externa fúngica se haya curado por completo, podrá volver a utilizarlos. Mientras tanto, es imprescindible mantener los oídos secos, y llevar una higiene adecuada para evitar que los hongos causen más daños.

6. Cómo prevenir la otomicosis

Mantener correctos hábitos de higiene es un factor clave para evitar que se desarrollen hongos en los oídos. Sobre todo, es importante secar bien nuestros oídos después de lavarlos, después de exponerlos a ambientes húmedos o tras practicar deportes acuáticos. 

Las personas con un sistema inmunológico debilitado tienen un alto riesgo de padecer otitis externa, además, de forma recurrente. Por eso, también es vital mantener hábitos saludables que nos permitan construir un sistema inmunológico fuerte y, por supuesto, realizarnos revisiones auditivas de forma periódica.

Carmen Cruz García
Community Manager en Centro Auditivo TodoOído | + entradas

Community Manager y Webmaster con 3 años de experiencia en diferentes empresas de marketing digital. Actualmente,
encargada de las redes sociales y redacción de contenidos del Centro Auditivo TodOído.

Deja un comentario