Primeros audífonos: consejos y dudas frecuentes

-

La última actualización se ha realizado el 16/03/2022. El artículo ha sido revisado por Sheila González.
_

Estos dispositivos se pueden encontrar en una amplia gama de prestaciones avanzadas y, sabiendo elegir el adecuado, el usuario puede aprovechar al máximo todas sus funciones.

Antes de adquirir nuestros primeros audífonos es normal tener mil dudas sobre su funcionamiento. De hecho, algunas personas acuden a un centro auditivo para comprar un audífono y después dejan de usarlo pero ¿por qué ocurre esto?

Ante las dudas y la falta de información hay personas que no pueden beneficiarse completamente de las prestaciones de su prótesis. En este manual de uso para audífonos te traemos algunos consejos para aprovecharlos al máximo, y resolvemos las dudas más frecuentes.

No olvides que puedes consultar todas tus dudas al audioprotesista, y recuerda que antes de la compra tienes 30 días de prueba sin compromiso en cualquier centro auditivo.

1. Primeros audífonos: cómo adaptarse

Acostumbrarse a los audífonos puede ser un proceso complejo, sobre todo cuando tenemos una pérdida auditiva profunda y, antes de su uso, desconocíamos el sonido. Para superar este proceso de adaptación, es importante utilizar los audífonos durante todas las horas del día.

El cerebro necesita reintegrar sonidos que quizás no hayas estado escuchando durante años. Podrías llegar a sentirte abrumado por los ruidos que ahora empezarás a escuchar. De hecho, si tu hipoacusia ha llegado de forma progresiva, podrías haber olvidado muchas sensaciones auditivas que ahora incluso te serán molestas. 

Si las frecuencias captadas por la prótesis van adaptándose de forma gradual durante los días de prueba, será más fácil para los nuevos usuarios se acomoden a usar el dispositivo en diferentes entornos.

Un profesional auditivo te asesorará durante este proceso: se encargará de ajustar tu audífono a medida que van pasando los días y en función de los sonidos que te resulten más molestos.

Tu actitud frente a su uso también interfiere en el rendimiento del audífono: hay quienes creen que solo deben usar la prótesis cuando «la necesitan». Estos usuarios tienden a usarlos en entornos ruidosos, donde la audición era un desafío anteriormente, en lugar de usarlos de forma constante y así acostumbrarse a utilizar audífonos.
 

Manual de uso para audífonos

2. Por qué no estás aprovechando tus audífonos

En el 25% de los casos, los pacientes compran un dispositivo incorrecto o deja de funcionar correctamente. Esto puede llegar a causar una oclusión auditiva, recibiendo así un sonido distorsionado y poco natural a través del audífono.

Otro problema común que impide a aprovechar nuestros audífonos al máximo es que, realmente, no conocemos todas las funciones y prestaciones que el dispositivo puede ofrecer. Muchos pacientes no saben si su audífono puede configurarse de forma remota, ni cómo conectar un audífono a un móvil o una televisión.

Ante cualquier duda, no dudes en acudir a tu centro auditivo para que sea el audioprotesista quien te aclare todas tus preguntas y te aconseje sobre cómo utilizar los audífonos para obtener el máximo rendimiento. 

Finalmente, a algunas personas simplemente no les gusta cómo son sus audífonos, ya sea por estética o por su adaptación. Es habitual que los pacientes tengan audífonos RIE o RIC, que suelen considerarse los más versátiles.

Cuando los pacientes se sienten incómodos con su diseño, simplemente dejan de utilizarlos. En lugar de contemplar otras opciones con su audiólogo, se llevan el audífono a casa y lo guardan en un cajón. Por eso, es importante que expliques en tu centro auditivo cuáles son tus preferencias estéticas. 

3. Por qué me incomoda el audífono

Si todavía te encuentras en el período de prueba de 30 días, puedes informar fácilmente al centro auditivo sobre los problemas que tengas relacionados con el audífono, ya que quizá necesite una adaptación sencilla o revisar los ajustes de configuración.

Durante esta prueba gratuita, no estás comprometido a comprar el audífono.

En los casos en los que el audífono te esté causando problemas relacionados con la adaptación explica al especialista cuáles son tus molestias, para que pueda realizar los ajustes necesarios hasta dar con la solución.

Si estás incómodo con tu audífono RIE, los problemas se pueden resolver cambiando el tamaño del cable o el domo. Para dispositivos invisibles hechos a medida, puede volver a realizarse una nueva impresión de tu oído. 

4. Consecuencias de no utilizar audífonos

Si necesitas audífonos porque te los ha recomendado un especialista y por cualquier caso prefieres no utilizarlos, podrías estar agravando aún más tu audición a medio y largo plazo.

La pérdida auditiva puede empeorar si no se ataja el problema: las conversaciones se vuelven más difíciles y perjudica a las relaciones sociales, ya que afecta a la comunicación y se crean malentendidos que pueden desembocar en un fuerte estrés.

Recientes estudios aseguran que la pérdida auditiva no tratada puede aumentar de forma significativa el deterioro cognitivo, y por consiguiente la demencia y el Alzheimer. Esto puede llegar a tener un grave impacto en las personas con pérdida de audición, pero que no buscan la solución adecuada. 
 

Cómo aprovechar al máximo las prestaciones de un audífono

5. Manual de uso y consejos para aprovechar tus audífonos

Es imprescindible utilizar los audífonos todos los días y el máximo tiempo posible para acostumbrar, tanto al oído como al cerebro, a su uso.  Estos son todos los pasos que experimentarás en este proceso:

  • Empezarás, poco a poco, a acostumbrarte a sonidos que tenías olvidados o que quizá no conocías, y esto puede ser al principio un proceso confuso. Tu audiprotesista te ayudará a establecer expectativas realistas y aliviar cualquier inquietud que puedas tener.


  • Algunos usuarios nuevos pueden experimentar problemas relacionados con la sensibilidad a los sonidos. En este caso, es recomendable empezar utilizando audífonos en entornos silenciosos, durante 4 horas al día.

    Con el paso de los días podemos ir aumentando, de forma gradual, el tiempo que pasamos con ellos puestos. De esta forma, los nuevos usuarios de audífonos se irán acostumbrando a las nuevas sensaciones.


  • El seguimiento constante por parte del audiólogo es otra de las partes claves para obtener el máximo rendimiento de los audífonos. Durante este seguimiento periódico, tu audiólogo ajustará los audífonos para que se adapten a las necesidades que tengas en cada momento.

  • Por último, recuerda realizar un buen mantenimiento de estos dispositivos, una limpieza y cuidado adecuados. En el centro auditivo te enseñarán cómo limpiar tus audífonos de forma correcta para alargar la vida útil de los audífonos. 
     
Sheila González
Content Manager en Audifono.es | Web | + entradas

Creadora de contenido especializada en el sector de la audiología desde hace 3 años. Experta en SEO, marketing de contenidos y productos de audiología.

 

Deja un comentario