Implante coclear: “otra manera de oír”

El implante coclear (I.C.) es una ayuda técnica que sirve para recuperar la audición en algunos casos de sordera profunda bilateral, que transforma el sonido en energía eléctrica estimulando el nervio auditivo. 
 

¿Cómo son los implantes cocleares?

Un implante coclear está compuesto de partes internas y partes externas. Las partes internas se colocan mediante cirugía clínica con anestesia general y están compuestas por el estimulador/receptor y los electrodos que se introducen en la cóclea (caracol). 

Niños Coclear

Las partes externas se refieren al procesador de la palabra, el cual, en un principio constaba del cable, el micrófono y la antena, así como la petaca para las pilas o baterías, actualmente algunos modelos son de unidad única y ya no requieren cables para su funcionamiento

Los procesadores del implante coclear

Hay procesadores externos corporales, retroauriculares y de unidad única. Los corporales, llamados “de petaca” fueron los primeros que existieron. 

La mayoría de procesadores externos son retroauriculares, de los cuales, algunos se complementan con un mando a distancia. Los más recientes, de unidad única, son procesadores más pequeños y ligeros que muchas veces son imperceptibles a la vista, además, cuentan con un sistema inteligente que les permite regular automáticamente el sonido de acuerdo al contexto en que se encuentre el usuario.
 

¿Cómo funciona el implante coclear?

El micrófono o en algunos casos dos micrófonos captan los sonidos ambientales que posteriormente son enviados al procesador de la palabra, que los convierte en una señal eléctrica codificada, está a su vez es dirigida a la bobina transmisora (antena), y, desde ahí, se transfiere por ondas de radio frecuencia al dispositivo interno o estimulador, a través de la piel por medio de un imán. 

La señal viaja hasta el haz de electrodos, los cuales están situados tonotópicamente en la cóclea y estimulan el nervio auditivo que a su vez transmite la señal eléctrica al cerebro donde es interpretada como sonido. 

¿Cuándo es necesario un implante coclear?

En principio, pueden beneficiarse de un I.C aquellas personas que están afectadas de sordera profunda neurosensorial bilateral –en algunos casos, también severa– y que no obtienen beneficio auditivo con audífonos convencionales

Se considera candidato a I.C, en el caso de los niños, aquellos que tienen una pérdida auditiva de 85dB (decibelios) y en el caso de los adultos, a partir de 75-80dB y que discriminen menos del 40% de las palabras en una audiometría vocal.

El implante coclear es una ayuda auditiva para algunos tipos de sordera. Por lo tanto, el equipo médico multidisciplinar de un centro implantador tiene que valorar el caso individualmente y después de una serie de pruebas comunicar a la persona en cuestión y sus familiares si es o no candidato. 

Hay algunos casos en los que no está indicado un I.C, como pueden ser ciertas malformaciones congénitas, agenesia bilateral del nervio auditivo, personas con enfermedades mentales graves o que tengan enfermedades que contraindiquen cualquier tipo de cirugía.

Se ha de tener en cuenta que no hay dos personas iguales y menos dos implantados cocleares, por eso es importante acotar adecuadamente las expectativas, como también es imprescindible la implicación familiar y que en la rehabilitación logopédica y las terapias prime la calidad frente a la cantidad.
 

El implante coclear en niños y adultos

Por otra parte, es diferente si la persona usuaria de I.C es adulto, joven o niño, pues las necesidades y objetivos son muy distintos

En el caso de las personas adultas, aunque se haya oído antes es necesaria la rehabilitación basada en la discriminación auditiva. En este sentido, en el seno familiar se puede trabajar con voces conocidas para empezar y con extrañas conforme se vaya cogiendo nivel. Es interesante probar voces de diferente timbre (mujer, hombre, niño, etc.) y obligar a perder el miedo a relacionarse sin intermediario.

En el caso de las personas adultas, aunque se haya oído antes es necesaria la rehabilitación basada en la discriminación auditiva. En este sentido, en el seno familiar se puede trabajar con voces conocidas para empezar y con extrañas conforme se vaya cogiendo nivel. Es interesante probar voces de diferente timbre (mujer, hombre, niño, etc.) y obligar a perder el miedo a relacionarse sin intermediario. 

En el caso de los niños, además de la (re)habilitación logopédica y terapia adecuada a su edad, los progenitores, aunque no deben ejercer de logopedas, se convierten en un modelo para aprender el lenguaje. Por lo tanto, tienen que hablar muchísimo con ellos, explicarles historias, darles la posibilidad de ampliar vivencias y experiencias, que es una forma de ampliar vocabulario.

No todos los implantados sacan el mismo beneficio de un implante coclear

En el caso de los niños depende de su edad y del rendimiento auditivo que tenga antes de la implantación. Si es un niño que ha llevado audífonos con un alto aprovechamiento de sus restos auditivos, tendrá un buen resultado

Si es un niño que ya es algo mayor (a partir de los 6 años) y ha estado todo este tiempo de vida sin escuchar, tardará bastante porque no tiene el lenguaje aprendido y su modalidad de comunicación no ha sido la auditiva. Por el contrario, si es un niño implantado precozmente (antes de los 2 años de edad), normalmente el rendimiento será muy bueno, pero tendrá que pasar un tiempo antes de que diga sus primeras palabras. Debemos diferenciar la edad cronológica de la edad auditiva.

Implante Coclear

Para las personas adultas postlocutivas con sorderas de poco tiempo de deprivación auditiva, el resultado será bastante rápido y lo más probable es que pueda volver a oír inmediatamente y a entender todo el espectro del lenguaje, aproximadamente, al cabo de un año.

¿Cómo se oye con un implante coclear?

Una vez implantado, una de las preguntas recurrentes es cómo se escucha. Esta es una respuesta que solo la pueden dar las personas postlocutivas, ya que tienen el referente de cómo oían antes. 

Al principio, cuando las partes externas son colocadas y programadas, la recepción del sonido se puede recibir de una manera metalizada y con mucha falta de discriminación de los sonidos y del habla, pero a medida que va pasando el tiempo se llega a discriminar un 98% de los sonidos y del habla claramente. 

Es diferente en el caso de los prelocutivos. Si el I.C se coloca en edad precoz, consiguen entender y discriminar; mientras que si el implante coclear se implanta más tarde, pueden discriminar todos los sonidos aunque la comprensión del habla cuesta más y suelen necesitar la lectura labial como ayuda

En la Página web de la Federación AICE existe un simulador de sonido donde se puede comprobar cómo se escucha con un I.C.

A medida que vamos avanzando en la rehabilitación, en la estimulación y las programaciones del implante coclear notaremos que la discriminación de las voces resulta más clara. Respecto a cada persona interlocutora, se podrá diferenciar los timbres y entonaciones de las diferentes voces, llegando a poder diferenciarlas claramente. 

Ayudas para implante coclear

Actualmente, el I.C lo cubre el Sistema Nacional de Salud, desde las pruebas previas, la cirugía, el dispositivo interno y externo y las programaciones. El mantenimiento (baterías, micrófonos, antenas, cables) está contemplado como parte de la cartera de servicios comunes del SNS así como la renovación de los procesadores externos desde el BOE, del 26 de abril de 2019. Son las CCAA quienes lo aplican, por lo que conviene consultar el proceso a realizar con cada una de ellas. 
 

¿Audífono o implante coclear?

La diferencia entre un audífono y un I.C es que el primero amplifica los sonidos no audibles por el usuario, mientras que un I.C estimula directamente las diferentes zonas de la cóclea y transmiten esta información al nervio auditivo; es un transductor de la señal. Los audífonos suelen estar indicados para sorderas leves, moderadas y severas

Asociaciones para implantados cocleares

Existe toda una red de asociaciones para atender a las personas usuarias de implantes cocleares. Federación AICE es el conjunto de Asociaciones de Implantados Cocleares de España. Los objetivos principales son la divulgación verídica de la información sobre el I.C. en todos los aspectos y la defensa de los intereses y derechos de los propios implantados. 

Implante coclear

Para poder atender mejor las necesidades del colectivo de usuarios de implante coclear, y a petición de los mismos socios de cada zona, se han ido creando Delegaciones de la Federación AICE por todo el territorio nacional. Dentro de las Delegaciones están incluidos todos los socios de Federación AICE residentes en esa Comunidad Autónoma.

Implante Coclear

También hay entidades de otras patologías asociadas y/o relacionadas con la sordera que atienden y se ocupan de las personas usuarias de I.C, como son: Asociación Síndrome de Ménière España (ASMES), Asociación de Personas Afectadas por Tinnitus (A.P.A.T.), Familias CMV: Asociación de Familias con Citomegalovirus, Federación Española de Sordoceguera (FESOCE), Usher Syndroom: Reaching out sight and sound (Síndrome Usher: Buscando la vista y el sonido), CHARGE:  Asociación de Síndrome de Charge en España.

¿Dónde se realizan cirugías de implante coclear?

Hoy día, hay repartidos por todo el territorio español más de 40 centros implantadores con distribución por todas las comunidades autónomas. Excepciones: en el caso de La Rioja, su centro implantador de referencia corresponde al Hospital Universitario de Donostia; Cantabria está adscrita al centro implantador del Principado de Asturias, el Hospital Central de Asturias; y en el caso de Melilla, hasta la fecha, no tiene centro implantador propio de referencia. Hay clínicas y centros privados que también realizan cirugías de implante coclear. 

Deja un comentario