Audiometría: qué es y cómo entenderla

Audiometría: el examen médico para evaluar la audición

Una audiometría evalúa la capacidad del sistema auditivo, esta prueba determina si el paciente percibe todas las frecuencias del espectro audible o campo tonal.

En este artículo nos centraremos en la interpretación de una audiometría tonal, una exploración subjetiva, ya que para obtener resultados se necesita la cooperación y participación del paciente.

Esta prueba se realiza mediante un audiómetro y contaremos con la colaboración de los compañeros de Kiversal, especialistas en el diseño, fabricación y certificación de dispositivos médicos con conectividad a Internet, que prestarán un ejemplo de audiometría recogida con Audixi 10, el primer audiómetro IoT.

Audiometría Tonal

La audiometría tonal evalúa si el paciente puede reconocer una frecuencia concreta a un determinado volumen. En esta prueba se expresan los umbrales de audición en decibelios de nivel de audición (dB de HL) y parte de la referencia de la curva del umbral
de audición normal (0 dB). 

Los diferentes grados de pérdida auditiva se clasifican así: 

  • Audición normal o normoyente: el umbral de audición no sobrepasa los 20 dB HL.
  • Pérdida auditiva leve: es la comprendida entre los 20 y 40 dB HL.
  • Pérdida auditiva moderada: comprendida entre 40 y 70 dB HL. 
  • Pérdida auditiva severa o grave: el umbral de audición se encuentra comprendido entre 90 y 120 dB HL. 
  • Cófosis o anacusia: la pérdida de audición es superior a 120 dB HL. 

 

A la izquierda del gráfico observamos el volumen en decibelios desde 0 a 120 dB. En la parte superior se encuentra la frecuencia, el tono del sonido, medida en hercios desde 0 hasta más de 4000 Hz, las frecuencias más agudas:

En el siguiente ejemplo, interpretaremos una audiometría realizada con Audixi10:
 

Imagen: Kiversal

El gráfico en color rojo representa la audición del oído derecho y podemos observar que el paciente tiene una buena audición con este oído. Por el contrario, el gráfico azul muestra los resultados para el oído izquierdo en el que podría sufrir una hipoacusia leve

¿Cuándo deberíamos hacernos una audiometría?

La audiometría puede realizarse como parte de una revisión rutinaria o como respuesta a una pérdida de audición.

Entre las causas más comunes de la pérdida auditiva o sordera se incluyen: 

  • Condiciones hereditarias
  • Infecciones en el oído
  • Enfermedades del oído interno
  • Perforación del tímpano
  • Exposición a ruidos fuertes o constantes. Los sonidos más fuertes de 85 dB, pueden causar pérdida de audición después de unas pocas horas. Es bueno usar protección auditiva, como unos tapones, si se está expuesto a música alta o a ruidos de forma regular.

La pérdida de audición neurosensorial se produce cuando las células ciliadas de la cóclea no funcionan de forma correcta, también puede ocurrir debido a un daño en el nervio auditivo. Este nervio transmite la información del sonido al cerebro. Este tipo de pérdida de audición suele ser permanente. 

Cómo se realiza una audiometría

Para obtener los resultados de una audiometría es posible realizar un conjunto de pruebas. La prueba auditiva de tonos puros mide el sonido más silencioso que se puede escuchar en diferentes tonos. El profesional de la audición reproducirá una variedad de sonidos a diferentes intervalos en un oído primero y después en el otro, para determinar el rango de audición

La logoaudiometría

La logoaudiometría es una prueba que permte medir la capacidad para distinguir el habla. Se le reproducirá una muestra de sonido y se le pedirá que repita las palabras que escuche. El reconocimiento de palabras puede ser útil para diagnosticar la pérdida de audición.

Se puede utilizar un diapasón para valorar la conducción ósea del sonido. El audiólogo pondrá este dispositivo metálico contra el hueso detrás del oído, el mastoideo, o usará un oscilador óseo para determinar cómo se transmiten las vibraciones a través del hueso hasta el oído interno. Un oscilador óseo es un dispositivo mecánico que transmite vibraciones similares a las de un diapasón.

Realizar una audiometría no causa dolor o molestia al paciente y dura aproximadamente una hora.


Digitalización de audiometrías

En el mercado actual la mayor parte de los audiómetros que encontramos son manuales y no disponen de un sistema de digitalización de la información del paciente. Audixi 10 es el primer producto diseñado y fabricado por Kiversal, y que permite la automatización de la gestión y realización de pruebas audiométricas.

Digitalizar las audiometrías utilizando la tecnología TIC permite mejorar la eficiencia y productividad, a la vez que resulta una opción más económica y segura. La digitalización de los dispositivos médicos facilita también la gestión del mantenimiento del audiómetro, ya que incorpora sistemas de autocalibración y evita tener que enviarlo al fabricante para realizar esta operación. Además, permite obtener datos en formato digital que pueden enviarse a otros dispositivos conectados a internet o al sistema en la nube de Kiversal, KiCloud.

Piedad Díez Román
CFO, Business Development & Co Founder en | + posts

Deja un comentario