Grado de discapacidad por pérdida de audición en un oído

¿Crees que ya no escuchas como antes? Esto quiere decir que algo no funciona bien, y quizás sea hora de hablar de una discapacidad auditiva.

Cuando el nivel auditivo no hace más que empeorar, y notas que dejas de escuchar ciertos sonidos agudos, las voces de los niños o incluso la televisión, debes plantar cara a este deterioro de la audición. Acudir a un especialista para que determine lo que está sucediendo en tu sistema auditivo, es la mejor solución. 


Pero antes de concluir si padeces algún grado de minusvalía auditiva, ¿sabrías decir qué se entiende por discapacidad? Según la Organización Mundial de la Salud “es un término que abarca cualquier deficiencia, limitación o barrera a la que una persona se enfrenta, por condiciones sus físicas o mentales”.

Discapacidad auditiva, ¿qué es?

La auditiva es un tipo de discapacidad la cual no presenta un deterioro físico visible, pero que limita la autonomía y la realización de ciertas actividades donde la audición cobra especial importancia.

El término de discapacidad auditiva hace referencia a la carencia, parcial o total, de la audición en cualquiera de los oídos

Dentro de esta minusvalía, y en función del grado de pérdida auditiva, se puede diferenciar entre sordera e hipoacusia. Esta última, hace alusión a la disminución o deterioro de la audición, en el cual el oído aún permite adquirir sonidos y lenguaje con cierta claridad. Por contra, la sordera, también conocida como cofosis, se trata de una deficiencia total o severa que ya no permite recibir estímulos sonoros al sistema auditivo.

La hipoacusia puede oscilar desde una pérdida inferior a los 40 decibelios, hasta superar los 70 decibelios. Cuando se hace referencia a la sordera o cofosis, esta pérdida de audición es total.

Decibelios audibles

Grado de discapacidad auditiva

Como explicábamos anteriormente, la hipoacusia y la sordera son un claro ejemplo de minusvalía en la audición, pero ¿Cómo se determina el grado de discapacidad auditiva

Actualmente, el grado de minusvalía se calcula mediante una audiometría tonal liminar, ya que esta discapacidad se asigna analizando los decibelios que no alcanza a escuchar el oído. 

En este diagnóstico, se tienen en cuenta las cuatro frecuencias importantes para poder entender el lenguaje hablado: 500 Hz, 1000 Hz, 2000 Hz y 3000 Hz. Es decir, aunque existan más frecuencias analizadas en una audiometría, esas cuatro son las que indican si existe algún tipo de impedimento en la comunicación y por lo tanto, una discapacidad auditiva. 

Uno de los problemas más comunes cuando se realiza una audiometría, es la confusión entre los números que aparecen en esta y el porcentaje de pérdida auditiva.

Audiograma tonal

Para establecer el porcentaje de discapacidad por pérdida auditiva, también se tiene en cuenta la pérdida de audición binaural (de los dos oídos). Es decir, si se tiene una pérdida total en un oído pero el otro tiene una escucha normal, el grado de minusvalía que obtenga la persona con déficit auditivo será más bajo.

Sabiendo esto, para que se conceda un grado de discapacidad, el porcentaje de déficit auditivo, debe oscilar como mínimo entre el 33% y el 64%, siendo más del 75% el valor asignado a la sordera total. En caso de que la pérdida binaural alcance el 96,2%, al paciente se le reconoce una discapacidad del 40%, el máximo otorgado por sordera.

Incapacidad laboral por pérdida de audición

La pérdida de audición es pertenecedora de una invalidez permanente laboral.

A día de hoy, no se otorga una incapacidad únicamente con tener problemas para escuchar algunos sonidos.

Para saber realmente si ese déficit auditivo es acreedor de incapacidad, es necesario que un profesional de la audición lo certifique. Se deberá llevar a cabo una audiometría tonal donde se identifique el grado de hipoacusia, y otras pruebas auditivas complementarias y en consecuencia las limitaciones que estas conllevan.

¿Qué tipo de incapacidad laboral se puede solicitar?

Cuando una persona tiene una minusvalía auditiva y su trabajo está estrechamente relacionado con el lenguaje y la escucha, puede acceder a una incapacidad laboral parcial, total o absoluta. Todo dependerá de las barreras o dificultades que le origine esta discapacidad al trabajador. 

Ante una incapacidad permanente parcial, el deterioro auditivo no debe ocasionar al trabajador una disminución de su rendimiento superior al 33%. Por el contrario, se tendrá acceso a una incapacidad laboral total cuando el trabajador queda inhabilitado para realizar cualquier tarea dentro de su profesión. 

En una situación de grado de discapacidad elevado, en el que el trabajador quedase impedido por completo a trabajar en cualquier oficio, podrá acceder a una incapacidad permanente absoluta.

incapacidad auditiva laboral

En el supuesto de que una persona necesite desempeñar alguna profesión enfocada en la conducción de algún vehículo, también podrá acceder a una incapacidad permanente total, ya que su dificultad para identificar los sonidos o la direccionalidad de estos puede acabar derivando en accidente.

Indemnización por pérdida de audición en el trabajo

El ruido es una constante difícil de evitar en muchos trabajos, y quienes se enfrentan a él diariamente pueden acabar sufriendo daños en la audición permanentes y de difícil tratamiento.

Un 40% de los trabajadores en Europa, están expuestos a un elevado nivel de decibelios en gran parte de su jornada, lo que convierte a “la pérdida auditiva en la enfermedad profesional irreversible más prevalente” asegura la OMS.

Conviene tener en mente que esta discapacidad auditiva también afecta a la concentración, la agilidad, la atención en el trabajo y el desempeño para realizar otras actividades. Por ello, dependiendo del tipo de incapacidad que se le otorgue al trabajador, tienen derecho a adquirir una indemnización, que oscila entre 1.210 euros y 3.580 euros a pagar por la Mutua. Pero recuerda que lo importante no es la compensación del daño irreversible, sino la prevención.


Fuentes:

Agencia Europea para la Seguridad y la salud en el Trabajo
https://osha.europa.eu/es/publications/factsheet-56-introduction-noise-work

Organización Mundial de la Salud https://www.who.int/topics/disabilities/es/#:~:text=Discapacidad%20es%20un%20t%C3%A9rmino%20general,las%20restricciones%20de%20la%20participaci%C3%B3n

+ posts

2 comentarios en «Grado de discapacidad por pérdida de audición en un oído»

  1. Trabajo en una farmacia de tecnico. He perdido audición en los dos oídos y bastante. La gente me habla y no me entero. Soy diabético. Qué puedo hacer?

    Responder
    • Buenos días José Alberto,
      Lo primero que debes hacer es acudir a un centro auditivo para que un experto te haga una revisión y te de un diagnóstico sobre tu salud auditiva. Si quieres conocer el mejor centro cerca de tu ubicación, puedes encontrarlo en nuestro buscador de centros auditivos o llamar al 633 84 74 75 y un compañero te atenderá lo antes posible.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario