Por qué una persona sorda no puede hablar

Cuando ves comunicarse a las personas sordas a través del lenguaje de signos, es posible que te preguntes ¿pueden comunicarse oralmente o solo lo hacen a través de ese lenguaje?

Primero es importante saber que la sordera total es una discapacidad auditiva conocida profesionalmente como cofosis. Término que hace referencia a la incapacidad total de escuchar o percibir sonidos, pero no de hablar. Y si no es una discapacidad comunicativa ¿Es verdad qué una persona con cofosis no puede hablar?

¿Una persona sorda puede hablar?

Sí. Las personas con una audición nula pueden hablar y comunicarse a través del habla. Es un mito que las personas sordas solo pueden comunicarse a través del lenguaje de signos. 

¿Cómo es posible? Pues bien, una persona con cofosis no puede oír, pero sí puede usar sus cuerdas vocales. La voz no sufre ninguna afección, en relación a esta discapacidad, por lo que con esfuerzo y constancia pueden hablar. 

Un factor importante para la adquisición del lenguaje oral, es el momento en el que la persona con cofosis desarrolla esa sordera. Es decir, si la sordera se ha ido desarrollando con el paso del tiempo, esa persona ya tiene adquirido el lenguaje oral. Esta cofosis se conoce como sordera post-locutiva, y a diferencia de la sordera prelocutiva, permite a la persona que la padece hablar fluidamente aún sin escuchar.  

¿Qué es la sordera prelocutiva?

La sordera prelocutiva se trata de una pérdida auditiva total que se desarrolla previo a la adquisición o aprendizaje del lenguaje. 

Como es de suponer, este tipo de sordera se da en niños menores de 3 años, ya que es la edad en la que aún no tienen adquirido el lenguaje al completo. Por si fuera poco, suele estar vinculada a pérdidas severas o profundas de audición. 

Las causas de esta discapacidad pueden ser tanto de origen genético como congénito. El sistema auditivo comienza a funcionar en el vientre materno. La cóclea se forma y funciona alrededor de las 20 semanas de gestación. Esto quiere decir, que desde que el niño se encuentra en la tripa de la madre, hasta en el mismo parto, pueden surgir complicaciones, infecciones o enfermedades que deriven en sordera prelocutiva

Niños sordos

Según datos recogidos por Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) 5 de cada mil niños en España nacen con sordera prelocutiva y dos mil familias se enfrentan a una pérdida auditiva de sus hijos menores.  

Cuando te dicen que tu hijo ha nacido con una pérdida auditiva severa, una de las cosas que se pasan por la cabeza es si en algún momento de su vida podrá hablar. Antes se debe saber que la sordera es una limitación para ejercer el habla, pero no para llevar a cabo una comunicación.

>>Rock en el monte: Violeta recupera la audición tras ser diagnosticada al nacer con una hipoacusia bilateral

Es verdad que en el caso de los niños oyentes, solo por escuchar aprenden a hablar. Sin embargo, esto no sucede con los pequeños con sordera, ya que su pérdida auditiva impide que reciba esos sonidos, fonemas o lenguajes. En cierto modo, un niño sordo no tiene garantía plena para adquirir la lengua oral al completo, pero sí podría llegar a hablar con ayuda de un implante coclear y el refuerzo de un logopeda.

Niños con sordera

¿De qué depende que un niño sordo pueda hablar?

En este caso no existen tratamientos que palien este problema comunicativo por completo. No obstante la adquisición de lenguaje en niños sordos, dependerá de factores como: los restos auditivos, la capacidad de aprendizaje o la posibilidad de adquirir aparatos auditivos. Pero, una de las claves para facilitar el aprendizaje de cualquier lengua es la detección precoz del problema. 

La mejor manera de afrontar esta cofosis infantil es aportando al niño todas las herramientas necesarias para que se convierta en una persona bilingüe. Es decir, debe desarrollar un aprendizaje simultáneo de la lengua oral y la lengua de signos desde bien pequeño y reforzarlo con dispositivos de escucha como el implante coclear. Esto asegurará una fluidez conversacional a modo salvavidas en su día a día y mejorará tanto su nivel lingüístico, como también cognitivo. 

Comunicación con sordos

Hace algunos años se pensaba que una persona sorda no podía comunicarse, pero eso no es cierto. Pueden llegar a comunicarse en ambas lenguas, perfectamente en Lengua de Signos y también, aunque con más dificultad en lengua oral.

Para aquellas personas que dominan tanto la lengua oral como la lengua de signos su capacidad de interacción social es el doble, pueden elegir la lengua en la que se comunican y acceder a más gente.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) “en España, existen 1.065.000 sordos, de los cuales solo 13.300 son signantes, menos del 2 % de la comunidad sorda”. Esto confirma aún más que el bilingüismo siempre ha sido la opción deseada por la gran mayoría de la comunidad sorda.

Cómo comunicarse con personas sordas

La comunicación sin barreras es algo que debería estar presente en nuestra sociedad, pero a día de hoy esto se queda lejos. Por ello, es interesante conocer cómo comunicarse con personas sordas de la manera más fluida posible. 

Primeramente, para poder establecer la comunicación con una persona sorda, se debe llamar su atención, es decir que sepa que quieres descubrir todo lo que te quiera contar. Así que puedes tocar el brazo, el hombro, mover la mano, golpear el suelo o la mesa para que note las vibraciones. 

Durante la conversación con una persona con sordera o cofosis, el contacto visual es lo más importante. Se debe estar colocado en una situación estratégica en la cual haya una perspectiva visual de labios, ojos y manos. Otro aspecto importante es la manera en la que se va a hablar, hay que procurar vocalizar, hablar en un ritmo normal, ni muy lento ni muy rápido, y usar frases cortas y fáciles para la comprensión. 

Como buenos seres humanos, los gestos van en la identidad, así que acompañar una conversación con gestos, puede aportar valor y facilitar la comprensión a la persona con cofosis. 

Por último, hay que intentar mantener la atención plena en todos los gestos o todo lo que se habla. Dicho de otra manera, no hay que dar información mientras se señala algún objeto, imagen o lugar, simplemente paso a paso.

Audífonos para sordos

Los audífonos son aparatos de mejora, una solución auditiva que permite a personas con problemas de audición, de leves a profundos, escuchar. Pero cuando se trata de una persona con cofosis, la mejor solución auditiva son los implantes cocleares.

¿Qué es un implante coclear?

El implante coclear es muy diferente a un audífono, mientras que uno estimula zonas auditivas, el otro sólo amplifica el sonido.Un implante coclear es un aparato electrónico auditivo, que aunque no restaura la audición normal, puede ayudar a quien los usa a reconocer las palabras y entender el habla. 

Estimula las terminaciones nerviosas de la cóclea, proporcionando una sensación de sonido a una persona totalmente sorda o con deficiencias auditivas severas. Sus nervios son eléctricamente estipulados para enviar señales, que el cerebro acabará traduciendo. Y como bien remarca Flexer “El cerebro es el órgano de la audición, los oídos son sólo el son sólo el camino a través del cual el sonido es transmitido” 

Este dispositivo, consta de una parte externa que se coloca tras la oreja y otra parte interna que se implanta mediante una cirugía bajo la piel. Y aunque es la mejor solución para que aquellas personas que aún tienen restos auditivos puedan “escuchar”, también existen otras tecnologías complementarias que facilitan la comunicación de personas sordas

>>Ayudas para la prestación ortoprotésica en España

Gracias a los avances tecnológicos como los implantes cocleares, las personas con sordera pueden llegar a hablar. Hasta el momento un gran porcentaje de personas sordas que tienen la capacidad de adquirir ambos lenguajes, deciden apostar por el bilingüismo. Recuerda, la sordera es una discapacidad auditiva, pero no comunicativa, en resumen las personas sordas también se comunican. 

Deja un comentario