Presión en oídos por ansiedad

Por si no fuera poco, cuando se sufre un ataque de ansiedad, muchas veces aparece lo que describen como presión en los oídos, zumbidos, silbidos o la sensación de tener el corazón en el oído. 

Síntomas molestos que acentúan aún más la sensación de nerviosismo, intranquilidad y peligro que se genera en el cuerpo ante un ataque de ansiedad, pero ¿A qué se deben estas molestias en el oído? 

Sensación de oídos tapados por ansiedad

La ansiedad es una reacción humana natural que afecta a la mente y al cuerpo. Tiene una importante función básica de supervivencia, alarmar ante el peligro o amenaza que percibe una persona.

Una respuesta de lucha o huida que ocurre instantáneamente y que poco después, la parte del cerebro comienza a procesar y a evaluar para intentar manejarla.

Cuando el cuerpo y la mente reaccionan a la amenaza, la persona comienza a notar sensaciones físicas de ansiedad, como la aceleración del ritmo cardíaco, tensión muscular, un malestar en el estómago, sudoración y temblor en manos las piernas.

¿Qué relación tiene la ansiedad con el oído?

Ante esta reacción innata de lucha o protección, los oídos se ven afectados
El oído medio está formado, en parte, por dos diminutos músculos situados tras la membrana del tímpano, el músculo del estribo y el músculo tensor del tímpano. Estos músculos tienen la función de proteger el oído interno ante ruidos fuertes que puedan dañar el sistema auditivo. De manera involuntaria y en cuestión de segundos, se contraen amortiguando la vibración de los huesecillos y reduciendo la señal acústica que llegará al oído interno.

Cuando se recibe una amenaza desconocida, el cerebro puede engañar al oído haciéndole creer que está expuesto a un peligro capaz de dañar el oído interno. Como consecuencia, estos dos músculos se tensan y actúan para proteger las células receptoras del sonido, lo que produce una sensación de oídos taponados por la ansiedad.

>> Escuchar esta canción reduce la ansiedad hasta un 65%

La ansiedad produce pitidos en los oídos

1 de cada 2 pacientes con tinnitus sufre síntomas de ansiedad, pero, ¿cuál es la causa y cuáles las consecuencias? ¿Son los pitidos los que producen ansiedad o la ansiedad la que deriva en tinnitus? 

Aunque se ha encontrado una correlación directa entre la gravedad de la ansiedad, su duración y la agudeza de los acúfenos, a día de hoy estas preguntas siguen sin respuesta. 
Es decir, se sabe que cuanto mayores son los niveles de estrés o más fuertes los ataques de ansiedad, más severos acaban siendo los pitidos en los oídos. Y aunque se desconozca cual el la causa o cual es la afección, tras una importante investigación clínica, se concluyó que las terapias para tratar la ansiedad u otras enfermedades psicológicas, también ayudaban a los pacientes a combatir su tinnitus.

Me pitan los oídos por ansiedad, ¿qué hago?

La ansiedad se caracteriza, desde el punto de vista psiquiátrico, por una serie de síntomas dentro de los cuales aparecen aquellos que afectan al sistema auditivo, como pueden ser el mareo, la falta de equilibrio o pitidos en los oídos.

Estos pitidos, profesionalmente conocidos como tinnitus o acúfenos, cobran especial importancia en los episodios de ansiedad o mucho estrés. Casi el 45 % de las personas con esta afectación declara sentir un empeoramiento durante situaciones estresantes

Todo empieza por un pequeño ataque de ansiedad, seguidamente, se “tapona” un oído o los dos, empiezan los pitidos, zumbidos molestos, presión o falta de equilibrio mareos… Por lo general, los síntomas se presentan en un solo oído, aunque en un 30% de los casos, se pueden trasladar a ambos, confirmando que el sistema auditivo sufre ante el estrés y la ansiedad.

Oído estresado

Los oídos son otra de las víctimas del estrés. A pesar de que se sigue ignorando la relación causal entre estrés y el comienzo de los pitidos o molestias en el oído, el estrés se suele indicar como la causa de tinnitus.

A día de hoy es posible relacionar los acúfenos con la saturación emocional y el estrés. Es decir, al igual que con la ansiedad, el estrés tensa el cuerpo, y como consecuencia los músculos faciales. Esta reacción produce efectos dentro del oído como los ruidos subjetivos o tinnitus. Pero eso no acaba ahí, ya que el estrés también es causante de producir una sobreexcitación en la corteza cerebral auditiva y en el área límbico o cerebro emocional. Un exceso de alteración que implica la aparición de sonidos súbitos los cuales solo son capaces de oír las personas que los padecen en el momento.

Zumbido en el oído por estrés o ansiedad

Algunos estudios han manifestado que las personas que poseen un nivel elevado de estrés tienen más probabilidades de sufrir esta patología. Por consecuencia pueden aumentar el nivel de ansiedad, puesto que tienden a sentir ese molesto zumbido en el oído. El zumbido en el oído por estrés es un fenómeno que en la mayoría de casos tiene solución. Suele presentarse por lo menos una vez en la vida, pero se convierte en constante cuando se padecen situaciones de tensión emocional o estrés. Aunque pueden aparecer durante un tiempo y de forma más prolongada, dependiendo del nivel de estrés, si tiende a prolongarse es recomendable acudir a un otorrino.

Cómo calmar el oído estresado

¿Y si existiese un botón para calmar la presión de los oídos producida por la ansiedad y el estrés? Pues existe algo parecido, un punto que engloba toda la zona posterior de la oreja y que se conoce como “punto antiestrés”.

Una zona que en muchas culturas hace referencia a ella como “La puerta del cielo”, ya que es capaz de reducir la tensión y presión. Con un masaje circular, en movimientos ascendentes, se aumenta el flujo de energía y, en general, mejora el bienestar de nuestro cuerpo.

La ansiedad y el estrés están estrechamente relacionados con el daño en los oídos,  ya que como hemos mencionado a lo largo del artículo, los pitidos, no son la única consecuencia o  factores de riesgo. De esta manera, es importante conocer cuáles son los síntomas que causan el zumbido en el oído, para poder descartar algún problema más grave, por ejemplo, una pérdida auditiva.

Lo más importante es tratar de llevar una vida más relajada y comprender el origen del estrés sobre esas situaciones. Por lo tanto, aunque estos síntomas suelen mostrarse de manera más intensa durante en episodios de ansiedad, también pueden deberse a una afección en el aparato auditivo sin detectar . Para eliminar cualquier duda desde audífono.es aconsejamos realizar unas pruebas auditivas regularmente. 

Artículo revisado por Julio Gómez, Audioprotesista especialista de Audifono.es
Sheila González
Content Manager en | Web | + posts

Deja un comentario