¿Qué es el neurinoma del acústico?

Un neurinoma del acústico es un tumor benigno de desarrollo lento que afecta directamente a la audición. 

Al estar estrechamente relacionado con la audición es posible que pienses que el tumor se origina en el aparato auditivo, pero esto no es así. El tumor schwannoma vestibular o neurinoma del acústico, se desarrolla en el nervio que conecta el oído interno con el cerebro. 

Por lo general y haciendo referencia a su otro nombre, schwannoma vestibular, el neurinoma del acústico surge de las células de Schwann que cubren el nervio cerebral. Más concretamente se trata de un tumor que crece en el nervio del equilibrio y el nervio auditivo, el encargado de transmitir las señales sonoras al cerebro. A consecuencia de esta ubicación, el neurinoma del acústico afecta directamente tanto al equilibrio como a la audición. 

Antes de seguir hablando del neurinoma acústico y para eliminar cualquier duda, ¿es lo mismo el cáncer de oído que el tumor acústico?

Cáncer de oído y neurinoma del acústico ¿son lo mismo?

No. El cáncer de oído siempre es maligno, mientras que el neurinoma del acústico es un tumor benigno no canceroso

Es decir, cuando se hace referencia al cáncer, en este caso cáncer de oído, una de las condiciones que se tienen que dar es que sea  maligno. A diferencia de ello, cuando se trata de un tumor como el acústico, se hace referencia al crecimiento de tejido anormal en zonas del aparato auditivo y que puede ser tanto benigno como maligno. Entonces si el neurinoma del acústico no es canceroso ¿tiene algún riesgo para la salud? 

Riesgos del crecimiento del tumor acústico

A pesar de que el neurinoma del acústico es un tumor benigno, puede llegar a ser muy agresivo y perjudicial para la salud auditiva y neuronal de la persona que lo sufre.

Su localización próxima al conducto auditivo interno, lo convierte en peligroso, ya que a medida que crece comienza a comprimir zonas de extrema sensibilidad del cerebro. Incluso en sus fases iniciales y dependiendo de su tamaño, puede llegar a afectar al cerebelo, a estructuras neurales, arterias o a tejidos cerebrales. Cualquier daño producido en estas áreas puede causar la muerte del paciente o dejar unas secuelas irreparables.

Cuál es el síntoma que predomina ante un neurinoma del acústico

El neurinoma del acústico es uno de los tumores intracraneales más frecuentes, ya que comprende entre un 8 y un 10% del total.

A medida que el tumor crece, comienza a ejercer una presión en el nervio auditivo que comprime la zona y provoca uno de sus síntomas característicos, la pérdida de audición.

En general, los síntomas del neurinoma del acústico son leves y de manifestación tardía. Primeramente comienza con síntomas como una pérdida de audición gradual, zumbidos en el oído afectado, mareos y vértigos. Muchas veces cuando se detectan estas afecciones, se tiende a creer que son el problema y no realmente un síntoma de algo más grave como el tumor acústico schwannoma vestibular.

Aunque rara es la vez, un neurinoma del acústico puede llegar a originar entumecimiento facial, debilidad muscular o pérdida de movimiento. Pero la complicación más grave, la cual se da en un 5% de los casos, es que este tumor comprima tanto el tronco encefálico que acabe poniendo la vida del paciente en peligro.

Datos sobre el neuroma acústico y sus síntomas

  • El 80% de los pacientes que presentan neurinoma del acústico debutan con hipoacusia unilateral.
  • En el 7% de las personas con este tumor auditivo su síntoma principal es el acúfeno o tinnitus. 
  • Menos del 10% de las personas afectadas por neuroma del acústico experimentan, previo a cualquier síntoma auditivo, mareos y vértigos, dolor de cabeza y alteraciones en la movilidad facial.

Cuánto dura una operación de neurinoma del acústico

Al responder esta duda, se parte de la base de que el tumor es lo suficientemente grande como para necesitar de un tratamiento quirúrgico. Pero cabe destacar que dependiendo del tamaño del tumor, como en el caso de los más pequeños, no es necesario tratarlo directamente. 

Por el contrario, cuando el tumor del nervio auditivo es grande, el tratamiento no es una opción. Dependiendo de la edad del paciente, su estado de salud, el grado de pérdida de audición y el tamaño del tumor, se le realizará una cirugía o un tratamiento de radioterapia.

Cirugía de extracción del neurinoma del acústico

La cirugía, aun siendo delicada, es la opción preferida para eliminar el tumor acústico de manera segura y rápida. Se trata de una operación que dura de 6 a 8 horas y tiene un índice de mortalidad inferior al 1%.  

Esta operación se realiza bajo anestesia general, ya que implica la extracción del tumor a través del oído interno o de una incisión en el cráneo. En algunos casos al tratarse de una zona de riesgo ubicada cerca de partes sensibles como el cerebro o nervio facial, es posible que no se pueda extirpar el tumor por completo.

Radioterapia para pausar el tumor del nervio auditivo

El tratamiento de radioterapia para personas con neurinoma del acústico, se conoce como radiocirugía estereotáctica

Un tratamiento apto para casos en los que el tumor es inferior a los 3 centímetros de diámetro. Cuyo objetivo principal es detener el crecimiento del tumor y preservar en perfecto estado tanto el nervio facial como la audición. 

La radiocirugía estereotáctica, se basa en administrar dosis de radiación precisas al tumor auditivo a través de muchos y diminutos rayos gamma. La precisión de esta radiación permite localizar, dirigir y actuar directamente en el tumor sin dañar el tejido circundante y sin realizar incisiones. 

A diferencia de la instantaneidad de la cirugía, los efectos de la radioterapia pueden llevar semanas, meses o años hasta que resulten aparentes. 

Neurinoma del acústico y sus secuelas

Siempre que se habla de un tumor o de afecciones graves, en concreto en zonas sensibles o de extrema delicadeza, es inevitable no pensar en las secuelas que pueden aparecer tras haber solucionado el problema principal, el neurinoma del acústico. 

En el caso de este tumor, al ser benigno y poder tratarlo de manera eficaz hasta su extirpación o detenimiento del crecimiento, hablar de secuelas es un tanto aleatorio. 

Las lesiones postquirúrgicas que puedan surgir, varían en función del tamaño de este tumor. Las más comunes son pérdida auditiva completa en el oído afectado, inestabilidad o falta de equilibrio, parálisis facial… Esta última es la secuela más importante, una parálisis de la cara producida por la lesión del nervio facial que se encuentra comprimido al tumor, la cual suele ser transitoria. 

Las secuelas más comunes de este tumor, son la pérdida total de la audición en el oído y los trastornos del equilibrio. En caso de que ambos nervios auditivos lleguen a estar afectados, se deberá considerar el padecimiento de trastorno genético denominado neurofibromatosis.

Neurofibromatosis

Es una enfermedad hereditaria  que se asocia  al desarrollo de neurinomas del acústico, generalmente de manera bilateral. 

Una característica distintiva de la neurofibromatosis, es la aparición de tumores no cancerosos en los nervios que controlan el equilibrio en ambos lados de la cabeza. En el caso del neurinoma del acústico, es responsable del 5% de los casos binaurales detectados. 

Aunque la palabra tumor sea algo que asusta, en el caso del neurinoma del acústico, tras un temprano diagnóstico, no tiene por qué suponer un problema en la vida del que lo padece. Con los avanzados tratamientos se puede llegar a eliminar por completo tanto este tumor como sus secuelas. Si la pérdida de audición ha pasado a formar parte del día a día tras haberle detectado un neurinoma del acústico, no te preocupes, dispones de más de 600 aparatos auditivos capaces de paliar esa pérdida.

Deja un comentario