Cómo cuidar tus oídos: lo que debes saber

A veces ocurre que son los grandes olvidados, lo cual es un error, ya que del correcto cuidado de los oídos depende en gran parte un futuro sin pérdidas auditivas. 

Y no solo eso, sino que también estaremos más protegidos contra las infecciones de oído, tapones de cera, zumbidos, y otras molestias. Por lo tanto, es importante acostumbrarse al cuidado de los oídos desde la infancia, como por ejemplo, concienciando a los niños para que usen tapones para baño en la piscina o la playa. Y por supuesto, adoptando hábitos correctos en la higiene de los oídos. 
 

La función de la cera en los oídos

Tener cera o cerumen en los oídos es normal y recomendable, ya que tiene una función protectora. Se encarga de lubricar la piel del conducto auditivo, eliminar las bacterias, evitar la sequedad y los picores en el conducto, así como proteger de la entrada de agua. De todos modos, un exceso de cera puede formar los conocidos “tapones”, que bloquean el sonido y ocasionan una pérdida de audición conductiva. 

Para eliminar el tapón de cera es conveniente ablandarlo previamente con algunas gotas o producto específico indicado por el médico o profesional de la audición. Dependiendo de la dureza del tapón, en ocasiones el otorrino debe eliminarlo inyectando agua con una jeringuilla.
 

La forma correcta de limpiar la cera de los oídos

Es preferible evitar el uso de bastoncillos de algodón para limpiar el cerumen del oído, ya que pueden provocar infecciones y otras molestias. Esto es debido a que los hilos de algodón de estos bastoncillos pueden pegarse a la cera. También ocurre que al intentar limpiarla se empuja el cerumen todavía a un nivel más profundo del canal auditivo. 

Los profesionales sanitarios o los audioprotesistas que se encargan de realizar la revisión periódica de nuestros oídos, pueden indicarnos la forma de mantenerlos limpios sin riesgos. Hay diversos productos en el mercado, como gotas o soluciones acuosas a base de agua de mar natural, que limpian el delicado canal auditivo de forma segura y eficaz.

Si aún así las molestias en los oídos persisten o empeoran,  hay que concertar cita en algún centro auditivo de confianza, como Audiotek, que dispone de varios gabinetes en la provincia de Barcelona. Una revisión auditiva o audiometría gratuita es la mejor forma de salir de dudas, y a partir de la misma seguir las recomendaciones del audiólogo profesional. 
 

El uso de audífonos y el exceso de cerumen

Los audífonos intrauriculares son aquellos fabricados a medida que se alojan dentro del conducto auditivo, por lo que resultan prácticamente invisibles. Se adaptan perfectamente al oído de la persona, ya que están moldeados solamente para ella, por lo que no se caen del oído y además de seguros y discretos resultan muy cómodos. 
 
En contrapartida, los audífonos intrauriculares o invisibles pueden provocar un aumento de cera en los oídos, pero esto es remediable siguiendo las recomendaciones de higiene auditiva indicadas por el audioprotesista. La principal de ellas se basa en la limpieza rutinaria de los audífonos, algo que requiere pocos minutos y se hace con facilidad. De este modo se evitará la acumulación de cera en los audífonos y se  mantendrán los conductos auditivos limpios. 


Los picores de oído

Cuando hay picor persistente en el canal auditivo, puede deberse a diferentes causas, desde la sequedad a una reacción alérgica. En ocasiones puede indicar infección, o incluso psoriasis, por lo que en caso de picor intenso en el oído lo mejor es acudir al audioprotesista para que lo examine. En algunos casos es posible que el profesional en cuestión derive el caso al médico especialista, para que prescriba un tratamiento específico. 

Artículo revisado por especialistas de Centros Auditivos Audiotek

+ posts

Deja un comentario