7 enfermedades asociadas a la pérdida auditiva

-

La última actualización se ha realizado el 29/03/2022. El artículo ha sido revisado por Sheila González.

La pérdida auditiva no siempre se da como una condición aislada o una patología congénita: en muchas ocasiones, son otras causas las que llevan a su aparición.

En este artículo repasamos algunos de los desencadenantes más comunes y enfermedades relacionadas con la pérdida auditiva.

1. Enfermedades relacionadas con la hipoacusia

Estas son las 7 patologías asociadas a la pérdida auditiva más frecuentes.

1. 1. Infección vírica

La infección de oído es una de las patologías que más relación guarda con la hipoacusia temprana, aunque la otitis no es la única afección vírica que puede desencadenar pérdida auditiva.

La meningitis, el sarampión o el herpes, sin un tratamiento adecuado, puede agravarse hasta llevar a una hipoacusia súbita o progresiva. De hecho, las gripes con fiebres altas también pueden tener como consecuencia la pérdida de audición.

1. 2. Tinnitus

Los acúfenos o tinnitus se perciben como un zumbido constante en el oído, que para muchas personas supone una enorme dificultad para llevar su día a día con normalidad.

Lo frecuente es que este zumbido no sea una condición aislada, sino síntoma de pérdida auditiva u otras patologías más graves. Si el tinnitus llega a ser incapacitante, la tecnología de los audífonos puede enmascararlos para que dejen de ser una molestia.

1. 3. Hipotiroidismo

La glándula tiroidea es uno de los órganos con más responsabilidades dentro del cuerpo humano. A través de las hormonas se regulan muchas de las funciones que desempeñamos en el día a día.

El hipotiroidismo es una enfermedad relacionada con la pérdida auditiva

Cuando se produce una deficiencia hormonal, dentro de la tiroides, hablamos de hipotiroidismo: una patología que puede asociarse de diferentes formas con la pérdida auditiva.

La hormona tiroxina, ubicada en la tiroides, colabora en la función auditiva que desempeña la cóclea. Por eso, la salud tiroidea tiene influencia directa en el desarrollo de la audición.

1. 4. Síndrome de Ménière

El síndrome o enfermedad de Ménière se diagnostica como una afección del oído interno. Suele darse de forma unilateral y está directamente asociada a la hipoacusia profunda.

Los síntomas más frecuentes en el síndrome de Mènière son el dolor de oído, el tinnitus y los vértigos. Con frecuencia, los mareos se dan como un ataque repentino que provoca directamente la pérdida del equilibrio..

1. 5. Síndrome de Waardenburg

El síndrome de Waardenburg es una de las llamadas ¨enfermedades raras¨, ya que sus síntomas diagnósticos son algo ambiguos y el porcentaje de casos diagnosticados no llega al 0,05%.

Su detección se relaciona con afecciones estructurales y pigmentarias, relacionándose la poliosis, ictericia, dolor articular, pérdida de visión y auditiva con esta enfermedad hereditaria.

1. 6. Otosclerosis

La otosclerosis se diagnostica como una malformación anatómica del oído medio. Su aparición suele ser congénita y su origen es hereditario, aunque en muchos casos no es posible identificar un desencadenante claro.

Los síntomas frecuentes de la otosclerosis son fuertes mareos y acúfenos incapacitantes. La pérdida auditiva es otro de sus síntomas, que puede darse en diferentes grados.

1. 7. Deterioro cognitivo

El deterioro cognitivo llega con el paso de los años, asentándose en la vejez. En esta etapa muchas funciones cerebrales empiezan a perder capacidad, y entre ellas está la audición.

Enfermedades asociadas a la pérdida auditiva: el deterioro cognitivo es una de ellas

La pérdida auditiva que se diagnostica en la vejez de forma progresiva es conocida como presbiacusia. Suele relacionarse con el declive de otras funciones cognitivas.

2. Otros desencadenantes de pérdida auditiva

Aunque en muchas ocasiones la hipoacusia no tiene un origen conocido, la exposición a ciertos factores de riesgo puede provocar su aparición. Algunos de los más comunes son:

  • Exposición constante a altas frecuencias de ruido y sonidos. Ciertas profesiones o actividades del día a día exigen que nuestros oídos perciban ruidos a un volumen excesivo. Utilizar cascos o tapones aislantes podrá ayudarnos a prevenir la pérdida de audición.
  • Medicamentos ototóxicos. Como efecto secundario, algunos medicamentos pueden provocar hipoacusia, especialmente en condiciones más sensibles como el embarazo o la niñez.
  • Traumatismos. Un golpe puntual o un daño físico en el oído, como la perforación timpánica, puede afectar gravemente a la capacidad auditiva.
  • Tumores. Tanto la quimioterapia como algunos tumores pueden afectar al nervio auditivo, incluso en tumores no cancerígenos.
  • Problemas en el embarazo o en el nacimiento. Un parto prematuro u otras complicaciones durante el embarazo pueden conducir a la pérdida de audición congénita.

La hipoacusia transitoria, relacionada con estos desencadenantes, suele ser reversible a través del tratamiento adecuado que prescribirá un médico especialista.

En muchas otras ocasiones, esta hipoacusia puede darse de forma súbita y permanente: en este caso, los audífonos pueden ser la mejor solución para corregir la pérdida auditiva.

Preguntas frecuentes sobre enfermedades asociadas a la pérdida auditiva

> ¿Qué es el síndrome de Prended?

El síndrome de Prended afecta, principalmente, a la glándula tiroidea. Suele diagnosticarse de forma congénita o en los primeros años de vida, y conduce a una sordera súbita.

> ¿Qué es el síndrome de Usher?

Existen tres tipos de síndrome de Usher según el origen y grado de afección. Se trata de un trastorno que afecta tanto a la visión como a la audición. Por ello, muchas personas que padecen esta patología se denominan como sordociegos.

> ¿Qué es la hiperacusia?

La hipersensibilidad acústica puede ser una patología muy molesta. La recepción de ruidos y sonidos constantes, que para la mayoría de personas pasan desapercibidos, puede llevar a fuertes dolores de cabeza y problemas de concentración.


Fuentes:

Sheila González
Content Manager en Audifono.es | Web | + entradas

Creadora de contenido especializada en el sector de la audiología desde hace 3 años. Experta en SEO, marketing de contenidos y productos de audiología.

 

Deja un comentario