¿Qué es el vértigo posicional paroxístico?

-

La última actualización se ha realizado el 22/06/2022. El artículo ha sido revisado por Sheila González.
_

El vértigo posicional paroxístico es causado por partículas sueltas de calcio ubicadas en el oído interno. El vértigo se manifiesta de manera breve y molesta, al darse un cambio de posición brusco de la cabeza.

Este tipo de vértigo es abrupto, intenso y a veces violento, y en ocasiones va acompañado de náuseas. Dura unos segundos, pero el efecto posterior puede ser más largo.

Te explicamos en este artículo qué es el vértigo posicional paroxístico: sus causas, síntomas y tratamientos recomendados por especialistas.

1. Causas del vértigo posicional paroxístico

El vértigo postural suele corregirse de manera eficaz; sin embargo, existen diferentes causas que solo un neurólogo especializado en trastornos del equilibrio puede detectar para prescribir tratamientos más intensos.

El ataque típico de vértigos se produce al acostarse rápidamente con la cabeza girada hacia un lado. También puede producirse al inclinarse, agacharse, girar en la cama, alcanzar el estante superior o trabajar debajo de un coche.

Estas partículas de calcio que se sitúan en el oído son el origen de esta patología: se trata de cristales microscópicos que normalmente están adheridos a uno de los órganos del equilibrio en el oído interno.

Al desplazarse estas partículas de calcio a uno de los canales del equilibrio, donde no deben estar, es cuando aparecen los vértigos.

Cuando inclinamos la cabeza, las partículas se mueven bruscamente y estimulan los receptores nerviosos de ese canal del equilibrio, y creando esa falsa sensación de movimiento conocida como vértigo.

Es común que esta patología no tenga un desencadenante o causa clara aunque, en algunos casos, puede ser causada por una lesión en la cabeza o una infección de oído.

2. Síntomas del vértigo postural

Los síntomas del vértigo postural paroxístico aparecen cuando se inclina o cambia la posición de la cabeza. La persona afectada puede perder el equilibrio y caerse. Los síntomas más comunes pueden ser:

  • Sensación de que la habitación da vueltas.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Inestabilidad.
  • Mareo.
Síntomas del vértigo postural paroxístico

Es posible que identifiquemos el oído afectado antes de acudir al médico. Siguiendo estos pasos podremos detectar dónde su ubica la afección:

  • Siéntate en la cama con la cabeza sobre el borde de la cama cuando te acuestes.
  • Gira la cabeza hacia la derecha y acuéstate rápidamente.
  • Espera 1 minuto. Si te sientes mareado, el lado derecho está afectado.
  • Si no te sientes mareado, siéntate. Espera un momento y repite la prueba del lado izquierdo.
  • Si te sientes mareado al repetir la prueba, el lado izquierdo está afectado.

Por otro lado, si percibimos los siguientes síntomas, lo más recomendable es llamar o acudir al médico cuanto antes.

  • Dolor de cabeza nuevo o intenso.
  • Tiene fiebre.
  • Visión doble.
  • Dificultad para hablar.
  • Caerse o no poder caminar.

3. Factores de riesgo

El vértigo posicional paroxístico puede producirse de forma espontánea, sin motivo, aunque es más probable que lo padezcan las personas mayores.

Con la edad, algunas partes del oído interno empiezan a desgastarse y se muestra deterioro cognitivo e incluso presbiacusia. De hecho, la falta de equilibrio guarda una estrecha relación con la pérdida auditiva.

En personas menores de 50 años, la causa más común del vértigo posicional paroxístico es un traumatismo craneal.

Su desencadenante puede ser algo tan leve como un estornudo o un golpe en la cabeza, o tan grave como una conmoción cerebral o una colisión con un vehículo.

La pérdida de audición especialmente en personas mayores es una de las principales desencadenantes que pueden llevar a padecer esta patología.

4. Tratamientos para el vértigo postural

El vértigo posicional paroxístico puede tratarse eficazmente en la mayoría de los casos mediante diferentes tipos de maniobras físicas que se llevan a cabo en consulta por un especialista.

La maniobra de reposicionamiento de partículas (también llamada maniobra de Epley) redistribuye las partículas de calcio que causan el vértigo.

El procedimiento es eficaz en una sola sesión, en un gran porcentaje de casos. El resto suele mejorar tras una segunda sesión.

Causas y tratamientos del vértigo postural paroxístico

Tras el procedimiento, se indica al paciente que duerma en casa en posición semirreclinada (con dos almohadas bajo la espalda), durante al menos dos noches.

4. 1. Cuidados médicos

Las opciones de tratamiento médico incluyen.

  • Espera vigilante.
  • Medicación vestíbulo supresores.
  • Rehabilitación vestibular.
  • Reposicionamiento de los canales.
  • Cirugía.

4. 2. Espera vigilante

Dado que el vértigo posicional paroxístico es benigno y puede resolverse sin tratamiento en semanas o meses, algunos han argumentado que la simple observación es todo lo que se necesita.

Por el contrario, esto puede llevar a semanas o meses de malestar y vértigo, con el peligro de caídas y otros percances que, en ambientes especialmente peligrosos, pueden ser un grave problema.

¿Puede curarse el vértigo posicional paroxístico?

Al igual que estar partículas pueden desplazarse fuera de los canales semicirculares, es posible que vuelvan a encontrar su camino, ya sea al mismo canal o a un canal diferente.

Cómo tratar el vértigo posicional paroxístico

Los estudios han demostrado que alrededor de una cuarta parte de las personas que tienen éxito con el tratamiento del vértigo posicional paroxístico pueden tener una recurrencia.

Las opciones de tratamiento son las mismas para los siguientes episodios que para el episodio inicial, y el bienestar pasa por mantener buenos hábitos, revisar nuestra salud de manera integral y seguir siempre la prescripción del especialista.

Sheila González
Content Manager en Audifono.es | Web | + entradas

Creadora de contenido especializada en el sector de la audiología desde hace 3 años. Experta en SEO, marketing de contenidos y productos de audiología.

 

Deja un comentario