Cómo ayudar a un ser querido con pérdida auditiva

Tal vez ha empezado a subir el volumen de su teléfono o de la televisión. Tal vez tienes un ser querido que siempre tiene que pedir que repitan lo que otros dicen.  

Si crees que alguien cercano a ti tiene una pérdida de audición no tratada, es natural querer ayudarle. Ya sea que se trate de tu pareja, padres, abuelos, amigos u otros miembros de la familia, la mejor manera de ayudarles es pedirles que un audiólogo realice una prueba de audición.

La pérdida auditiva puede ser emocionalmente similar a la pérdida de cualquier otra cosa que sea importante en la vida de una persona. La persona que sufre hipoacusia puede estar pasando por las cinco etapas del duelo (negación, ira, negociación, depresión y aceptación), por lo que es natural que se ponga a la defensiva o pueda molestarse ante la idea de reconocer su pérdida auditiva o de ver a un profesional.


Los audífonos pueden ayudar a resolver más del 90% de las pérdidas auditivas, y las pruebas auditivas son el primer paso para entender si son la mejor opción para quien sufre hipoacusia. Una de las mejores maneras para que alguien a quien queremos se realice unas pruebas auditivas es ser amable y paciente. 


Convencer a una persona  para que realice exámenes auditivos suele ser más fácil decirlo que hacerlo. Es posible que no se dé cuenta de que tiene una pérdida auditiva, puede optar por ignorar estos signos o puede ser desconfiado al usar audífonos. Entonces, ¿Cómo puedes ayudar?
 

1. Pruebas auditivas anuales

Al igual que solemos realizar limpiezas dentales de forma anual también debemos realizarnos pruebas auditivas anuales. De esta manera, se puede realizar un seguimiento de la audición y notar cualquier cambio que pueda haber ocurrido. Dado que la hipoacusia o presbiacusia tiende a ocurrir de manera gradual y sutil, los controles anuales son la mejor manera de controlar los cambios y tratar cualquier problema auditivo lo más rápido posible.


Si cree no tener problemas de audición, esto puede ayudar a que acuda a un centro auditivo. Si les comunicamos que las pruebas son adecuadas para todos, no solo para las personas con hipoacusia, podría ser más fácil convencerlas.
 

2. Explícale los posibles riesgos 

En España, las personas con pérdida auditiva esperan una media de siete años antes de acudir a un centro auditivo.

Como hablábamos en este artículo, la hipoacusia no tratada está relacionada con otros problemas de salud como enfermedades cardíacas, deterioro cognitivo y depresión. Además, cuando una persona no puede participar plenamente en el mundo que la rodea, su calidad de vida a menudo se deteriora; las relaciones con amigos y familia dejan de ser placenteras o puede aparecer una sensación de aislamiento.


Debemos tener en cuenta que en casi todos los casos, la pérdida auditiva que no es tratada empeora con el tiempo. Una vez que desaparece el sentido del oído, nunca se puede recuperar. Además, cuando el cerebro deja de estar acostumbrado a no procesar completamente palabras y sonidos, pierde su poder de procesamiento.
 


3. Estar preparado para los inconvenientes más comunes 

Muchas personas tienen reparos similares y no quieren poner fin a la pérdida de audición. Si te preparas para las réplicas que puedan utilizar, puedes preparar una respuesta adecuada.

》 Soy demasiado joven para tener pérdida auditiva

Independientemente de la edad, el sexo o cualquier otro factor, cualquiera puede experimentar un déficit auditivo. Es cierto que el desarrollo de la discapacidad auditiva suele ser un resultado natural del proceso de envejecimiento (presbiacusia). La pérdida auditiva puede ocurrir a cualquier edad. 

La edad no es la única razón por la que alguien puede experimentar sordera. Por ejemplo, la pérdida auditiva causada por el ruido es provocada por una exposición excesiva a sonidos de alto volumen o soportar sonidos a un volumen elevado constantemente.

》 Los audífonos pueden ser más problemáticos de lo que causan

Muchas personas piensan que usar audífonos puede afectar a su estilo de vida o que puede requerir mucho mantenimiento. Los audífonos podemos encontrarlos en diferentes tipos y gamas. Dependiendo de la tecnología y el tamaño del dispositivo, las baterías de los audífonos pueden durar de 5 a 14 días, y en algunos casos podemos encontrar audífonos recargables. Algunos usuarios de audífonos aseguran olvidar que los utilizan. 

》 Es vergonzoso utilizar audífonos

Algunas personas se avergüenzan de usar audífonos, ya sea porque piensan que los audífonos “son para personas mayores” o porque no quieren que otros tengan una visión negativa de ellos. Sin embargo, muchas veces se nota más la pérdida auditiva que unos audífonos. 

Es más importante no perderse momentos importantes de la vida, a que importe lo que los demás piensen. 

Actualmente existen audífonos invisibles. Estos audífonos son dispositivos para personas que priorizan la estética. Los audiólogos pueden ayudarle a encontrar el estilo de audífono y gama de prestaciones en función de sus necesidades y preferencias.

4. Hazles saber que no va a estar solo

En Internet podemos encontrar diversos artículos y páginas web en el que hablan sobre los beneficios de utilizar audífonos y muchos testimonios que hablan de sus historias. 

También hay muchos personajes públicos y deportistas que hablan públicamente sobre su pérdida auditiva.
 

5. Acompáñale

Acompáñale a revisarse la audición y hazte unas pruebas auditivas tú también. Hacer una prueba de audición con él puede hacer que se sienta más cómodo durante el proceso. 

6. No seas el único

Si eres el único que habla con tu ser querido será más difícil convencerle de que necesita una prueba auditiva. Habla con otros amigos y familiares para que te ayuden.

7. Habla con un profesional

Encuentra un centro auditivo en tu ciudad que haya ayudado a muchos pacientes. Puede ofrecerte algunos consejos prácticos y temas de conversación para ayudarte a convencerle.

No dejes que su familiar se pierda por más tiempo los sonidos. ¡Ponte en contacto con un centro auditivo de tu ciudad!

+ posts

Deja un comentario