Mi hijo tiene hipoacusia, ¿ahora qué hago?

-

La última actualización se ha realizado el 25/05/2022. El artículo ha sido revisado por Alicia Ruiz.
_

Aunque ya puedan mostrarse indicios, la sordera infantil no siempre puede detectarse en el momento del nacimiento. 

Ante los primeros síntomas o ante el diagnóstico médico de hipoacusia en nuestro hijo es normal bloquearse y no tener claro cómo actuar. Por eso, en este artículo te contamos cómo puede corregirse la hipoacusia infantil.

1. Qué es la hipoacusia infantil

Como todo tipo de hipoacusia, independiente de la edad a la que se presente, la hipoacusia infantil se diagnostica como la pérdida auditiva que aparece a edades tempranas, normalmente en la etapa prelocutiva.

Este tipo de pérdida auditiva puede ser parcial o total y presentarse en uno o en ambos oídos, influyendo en ello multitud de causas genéticas, fisiológicas o desconocidas.

2. Cómo detectar la sordera en un niño

Al igual que la vista, el olfato o el tacto, el sentido del oído no se manifiesta igual en todas las personas, sin suponer esto un déficit diagnosticable ni un síntoma de ninguna patología.

Mi hijo tiene hipoacusia, ¿qué hago?

En cualquier caso, y especialmente en edades tempranas, siempre es importante mantener todos los sentidos estimulados. De esta forma estaremos fomentando un desarrollo más rápido y funcional en el pequeño.

Si empezamos a sospechar que la reacción auditiva de nuestro hijo, ante la exposición a diferentes estímulos, no es la que esperamos y sobre todo, si el médico también subraya estas anomalías, podríamos estar ante una pérdida auditiva infantil.

El especialista auditivo es quien puede prescribir una solución u otra en función del tipo y grado de pérdida, siendo los audífonos la opción más habitual, la más cómoda y discreta.

2. 1. Primeros síntomas de hipoacusia en niños

Estas son algunas de las primeras señales de alerta que puede mostrar nuestro hijo en la aparición de la hipoacusia.

Niños menores de 11 meses

Estos son los síntomas más habituales cuando el niño aún está en edad prelocutiva; es decir, antes de adquirir fluidez en el lenguaje.

  • Aún no se expresa con la boca, ni siquiera balbuceando.
  • No responde al sonido, incluso si es estruendoso y molesto.
  • No dirige su mirada ante la fuente de sonido.

Niños mayores de 1 año

Si la hipoacusia no se ha diagnosticado en nuestro bebé, la pérdida auditiva infantil puede manifestarse más tarde, y quizá con otras señales, a partir del año.

Síntomas de que un niño tiene hipoacusia
  • No es capaz de imitar el habla del entorno, aunque podría balbucear,
  • No reacciona a sonidos y señales acústicas muy familiares, como el sonido de casa y de familiares.
  • Está más cómodo en el lenguaje visual que en el verbal (señala o dibuja cuando intenta explicarse en lugar de hablar)

2. 2. ¿Cómo se diagnostica la sordera infantil?

Pese a todos estos indicios que nos pueden hacer sospechar algún tipo de patología auditiva en nuestro hijo, la hipoacusia debe diagnosticarse por un especialista audiólogo.

Una evaluación precisa ayudará a que el audioprotesista nos recomiende la mejor solución para corregir la pérdida de audición.

En el centro auditivo se llevarán a cabo las siguientes pruebas para la detección temprana de la hipoacusia infantil:

  • Anámnesis, donde se busca conocer la historia clínica y los hábitos del pequeño.
  • Examen con diapasón. Es una de las pruebas auditivas que más suelen llevarse a cabo con niños. Además de detectar el grado de hipoacusia, también contribuye a detectar el tipo y las posibles patologías relacionadas.
  • Audiometría tonal, incluyendo elementos visuales para facilitar la retención y colaboración del niño.
  • Impedanciometría. Contribuye a detectar patologías en el oído medio: la presión que sufre el tímpano y la cadena de huesecillos

3. Qué hacer si mi hijo tiene hipoacusia

El especialista en audición, el audiólogo, es el único que puede recomendarnos la mejor solución para corregir la audición de nuestro hijo.

Niñas con audífonos para hipoacusia

Las prótesis auditivas que puede prescribirnos este profesional sanitario son:

  • Implantes cocleares: recomendados, principalmente, en casos de sordera profunda donde los audífonos no proporcionan el rendimiento suficiente para corregir la capacidad auditiva.

    Los implantes cocleares son una prótesis quirúrgica y, aunque no existe ningún riesgo en su implantación, es una solución que puede no adaptarse a todo el mundo.

Los audífonos y los implantes cocleares son soluciones auditivas igual de válidas, y su uso dependerá exclusivamente de la recomendación del especialista.

  • Audífonos. La opción más utilizada entre personas y niños con hipoacusia son los audífonos, prótesis auditivas externas. Se tratan de una solución mucho menos invasiva que la cirugía, además son removibles, cómodos y discretos.

Los audífonos pediátricos están especialmente diseñados para que su resistencia y rendimiento se ajusten perfectamente a las necesidades y preferencias auditivas de cada niño.

Este tipo de modelos para niños tienen una adaptación BTE, son cómodos y personalizables en diferentes colores.

Además, su conectividad a otros dispositivos Bluetooth eliminan directamente la distorsión acústica y hacen mucho más fácil son configuración.

Alicia Ruiz
Alicia Ruiz
Redactora en Audifono.es | Web | + entradas

Especialista en comunicación social. Redactora para diferentes medios como EuropaPress, elDiario.es o El economista. Storytelling a contrarreloj y sacando creatividad de donde parecía imposible.

Deja un comentario