¿Qué es el Síndrome Tensional?

¿Alguna vez has sentido un zumbido en los oídos, dolor de cabeza y cuello? Estos síntomas corresponden con el Síndrome Tensional es una afección que afecta a la calidad de vida de las personas que lo sufren.

Este tipo de afección cada vez es más común en personas que sufren estrés por trabajo o vida social. 
 

Síntomas del Síndrome Tensional


Desde el centro auditivo Audivox Granadaexpertos en salud auditiva, nos aseguran que el síntoma más característico y que más incomoda a sus pacientes es el zumbido en los oídos. Muchos de ellos describen este síntoma como un taponamiento en el oído y el comienzo de un pitido que no cesa. La intensidad de este pitido puede variar afectando a la concentración y el descanso de quien lo padece.

Detrás de este tipo de afección también podemos encontrar síntomas como el dolor de cuello o el dolor de cabeza. El profundo dolor de cuello se da por contracturas en la zona, normalmente producidas por una tensión repetitiva y prolongada. Además, sienten crujir los huesos que componen el cuello.

Por otro lado, el dolor de cabeza o cefalea que produce el síndrome tensional, junto con el pitido en el oído, es uno de los síntomas que más preocupan a los pacientes. Se produce un dolor frecuente por el bloqueo de la vértebra “Atlas” y en algunos casos se manifiesta varias veces a la semana. El bloqueo de esta vértebra provoca la presión del nervio suboccipital de Arnold. Este nervio recorre la cabeza desde la primera vértebra cervical hasta llegar a la frente, por eso, la presión producen un dolor neurálgico en la frente.  
 

En un avanzado estado del síndrome podemos encontrarnos otro tipo de síntomas:

  • Sensación de hormigueo o adormecimiento: estos hormigueos se producen en las extremidades mientras dormimos. Es habitual que durante el día también se tenga la sensación de que las manos o los dedos se han dormido. 
  • Mareos: los pacientes describen los mareos como sensación de inestabilidad.
  • Vértigos: es uno de los síntomas principales cuando el síndrome está avanzado. El paciente sufre una sensación de rotación de la cabeza, pudiendo llegar al desmayo. Este tipo de vértigos pueden darse después de una semana con síntomas de mareos, zumbido en el oído, dolor de cabeza o cuello.

Causas del síndrome tensional


Mantener buena postura al dormir y un buen colchón incide directamente en nuestro descanso y en nuestra salud. Es el caso también del Síndrome Tensional. Entre sus causas más comunes se encuentran:
 

》Colchón demasiado duro o de alta intensidad

Los colchones con una densidad mayor a los 18 centímetros son colchones rígidos y con el paso del tiempo se ablandan de forma desigual adaptándose a la silueta. Este molde de la persona hará que no podamos adaptar otras posturas de forma libre y se irán produciendo alteraciones osteomusculares.
 

》Colchón de muelles

Al igual que ocurre con los colchones de alta intensidad, un colchón de muelles también puede causar alteraciones osteomusculares. En estos colchones, las partes más ligeras del cuerpo humano no ejercen una presión suficiente y son empujados hacia arriba.

Generalmente los pacientes que han estado durmiendo en este tipo de colchón sienten dolor en la zona media de la espalda y en el cuello. Este dolor puede desaparecer a los pocos minutos aunque, señalan, que si este dolor se sufre de manera continuada puede crear las alteraciones osteomusculares, y a los 3 meses se podría empezar a sufrir Síndrome Tensional.


》Almohadas altas o de alta dureza

Las almohadas altas pueden ocasionar contracturas cervicales y también el síndrome Tensional. El mal posicionamiento del cuello puede provocar que algunas partes del cuerpo como hombros, los músculos masticatorios o las cervicales se puedan contracturar. 

Cuando los músculos de la masticación tienen tensión de forma prolongada, puede producir una disfunción de la articulación temporomandibular, encargada de los movimientos de la mandíbula. 

Desde Audiovox aseguran que es importante un correcto diagnóstico y posterior corrección para que no pueda producirse una dislocación de la mandíbula y dolor de oído. 
 

》Causas emocionales 

El estrés, la tensión o reprimir emociones también son posibles causas por las que se puede estar sufriendo el Síndrome Tensional.  El estrés continuado puede producir contracturas en mandíbula, cervicales o espalda.
 

Tratamientos para el síndrome tensional


》Cambio de colchón o almohada

En los casos en los que los primeros síntomas estén relacionados con elementos físicos como la almohada o el colchón es importante sustituirlos. Un buen descanso nos asegurará eliminar muchos problemas de raíz. 
 

》Deporte, estiramientos y relajación

Es importante realizar deporte de forma moderada y unos estiramientos de forma correcta. Es posible mejorar la elasticidad del músculo y fortalecerlo para reducir futuras lesiones.

El deporte sirve como vía de escape para mantener una buena salud, tanto mental como física, y liberar tensiones. Además también es posible realizar deportes que combinan los estiramientos con relajación como el yoga, pilates o Tai Chi.
 

》Aplicar calor 

En caso de haber desarrollado contracturas, aplicar calor en las zonas ayuda a aliviar el dolor. Bolsas de semillas, bolsas de agua caliente, geles o cremas de calor pueden tienen una alta efectividad. 
 

》Masaje descontracturante

Como nos aseguran desde Audiovox Granada, los masajes son unas de las terapias más efectivas. Gracias a los masajes se pueden eliminar las contracturas o minimizar de forma significativa las molestias que estas producen. 

La finalidad de este tipo de masajes es mejorar la condición del músculo, recuperar la movilidad de la articulación, eliminar la rigidez producida y alinear las vértebras. 
 

》Buscar ayuda terapéutica

Buscar ayuda profesional siempre es una buena idea. De la misma manera que no es recomendable soportar un dolor físico tampoco lo es un dolor emocional. Uno de los objetivos principales de las sesiones con un psicólogo es ayudar al paciente a afrontar situaciones de estrés como el trabajo o la pérdida de un familiar.

Es importante reconocer la existencia de problemas y que no es necesario afrontarlos solo. 
 

Conclusión

Uno de los primeros pasos que hay que dar es identificar cuál es el problema por el cual se está sufriendo Síndrome Tensional.  Es importante también acudir siempre al médico de atención primaria para que le realice una revisión médica y descartar otras posibles patologías

Una vez identificado el desencadenante, se debe atajar el problema cuanto antes poniendo medidas: realizar deporte, estiramientos, acudir al psicólogo o cambiar el colchón. 

En los casos en los que detecte que pueden ser síntomas de acúfenos o tinnitus recomendamos acudir a Audivox para realizar las pruebas auditivas necesarias y descartar otro tipo de patologías relacionadas con los oídos. 

Pide cita con un experto auditivo

Deja un comentario