Timpanoplastia: intervención y cuidados

-

La rotura de tímpano es una de las mayores molestias del oído; sin embargo, el tratamiento para abordarla es rápido, sencillo e indoloro.

En este artículo te explicamos qué es una timpanoplastia, en qué casos se realiza y cómo debes cuidarte tras la intervención.

1. ¿Qué es una timpanoplastia?

La timpanoplastia es el tratamiento quirúrgico llevado a cabo para reparar la membrana timpánica. Su intervención es sencilla, y se prescribe para roturas y perforaciones ubicadas en el tímpano.

El tímpano es la membrana que separa al oído medio del externo. Este órgano se encarga de transformar las vibraciones sonoras en sonido inteligible, por lo que resulta fundamental para el adecuado funcionamiento del proceso auditivo.

Las afecciones de tímpano no siempre exigen una intervención quirúrgica ya que, en la mayoría de casos, la membrana puede regenerarse por sí sola. En niños, de hecho, se suele dejar que el oído se desarrolle antes de prescribir cualquier cirugía.

2. Para qué sirve una timpanoplastia

Cuando el tímpano presenta roturas o perforaciones, el tratamiento más recomendado es la timpanoplastia. La reconstrucción de esta membrana mejora la audición y evita posibles riesgos, como la intrusión de humedad o agentes patógenos en el oído.

Antes de la intervención, el médico especialista realiza diferentes pruebas auditivas para indagar más en posibles patologías relacionadas con la perforación y estudiar su evolución tras la cirugía.

Las afecciones del tímpano o del oído medio pueden relacionarse con diferentes factores:

  • Infecciones auditivas graves o no tratadas a tiempo.
  • Heridas y traumatismos en la zona del oído.
  • Exposición al ruido a excesivas frecuencias de sonido.
  • Objetos intrusivos en el oído.
  • Tubos de ventilación insertados mediante cirugía.
  • Tumores ubicados en la zona del oído medio.

3. Cómo se realiza una timpanoplastia

La reconstrucción del tímpano es una intervención quirúrgica que dura menos de 3 horas. Debe realizarse por un facultativo en quirófano, bajo anestesia general tanto en pequeños como en adultos.

Injerto de timpanoplastia

La timpanoplastia puede ejecutarse de diferentes formas. La más común consiste en colocar un injerto sobre la perforación, ya sea con tejido extraído de la propia oreja (cartílago o fascia temporal) o con material sintético.

3. 1. Antes de la intervención

Como preparación para la timpanoplastia, suele recomendarse llegar a la intervención con el estómago vacío, por lo que no podremos comer ni beber nada las horas previas de entrar a quirófano.

El médico especialista también podría recomendar evitar la ingesta de ciertos medicamentos ototóxicos o de realizar ciertas actividades, en función de la historia clínica del paciente.

Es importante que antes de llevar a cabo la operación expliquemos al facultativo las molestias o sensaciones que hemos tenido en los días previos, ya que podría ser necesario postergar el tratamiento.

3. 2. Riesgos de una timpanoplastia

La timpanoplastia es una intervención sin prácticamente ningún riesgo, más allá de los que pueden relacionarse con la anestesia general.

En algunos casos, el órgano podría rechazar el nuevo injerto y esto podría ocasionar algunas molestias subsanables. Si nos encontramos con cualquiera de estas situaciones, contactaremos inmediatamente con nuestro médico:

  • Tinnitus, acúfenos o de zumbidos en el oído.
  • Vértigos y mareos.
  • Sensación desagradable en la boca, como un sabor metálico.
  • Sigue habiendo pérdida auditiva, incluso más grave.

4. Cuidados tras la timpanoplastia

Todo paso por quirófano exige unos cuidados postoperatorios para evitar que la intervención pueda producir dolor o incomodidad.

Es habitual que la timpanoplastia cause alguna molestia las primeras semanas tras su realización. Las más comunes son:

  • Ligero dolor de oído. El facultativo podría recetarnos antibióticos para subsanar la incomodidad.
  • Sensación de tener los oídos taponados.
  • Secreción que supura del oído.
La timpanoplastia es el tratamiento para la rotura del tímpano

Por otro lado, estas son algunas de recomendaciones que podrá darnos el médico para recuperarnos adecuadamente:

  • No exponer el oído al agua o la humedad.
  • No sonarse la nariz.
  • Estornudar o toser con la boca abierta.
  • Algún fármaco tópico para aplicar en el oído.

Semanas después de la intervención volveremos al médico para que compruebe que el tratamiento ha tenido éxito. En esta fase, se realiza una prueba de audición a los pocos meses para entender cómo la operación ha contribuido a su mejora.

Preguntas frecuentes sobre timpanoplastia

> ¿Cuánto cuesta una timpanoplastia?

Aunque cabe la posibilidad de realizar este tratamiento mediante la Sanidad Pública, su coste medio ronda los 5.000 euros por la vía privada.

> ¿Cuánto dura una timpanoplastia?

Por lo general, la operación de timpanoplastia dura entre 30 minutos a 2 horas. A menos que surjan complicaciones, nunca superará este margen de tiempo.

> ¿Cuánto dura la baja laboral por timpanoplastia?

Al tratarse de una intervención quirúrgica, el médico puede prescribir una semana de baja laboral. En función de cómo evolucione el tratamiento podría recomendarse más o menos tiempo de reposo.


Fuentes:

Alberto Gallardo - Audiólogo audífono.es
Alberto Gallardo Balber
Audiólogo en | Web | + entradas

Técnico superior en óptica y anteojería con experiencia en Multiópticas y Soloptical. Técnico superior en audiología protésica con experiencia en gabinetes auditivos como GAES y Microaudio.

Deja un comentario