La diabetes y la pérdida auditiva: factores de riesgo

Cada vez que conocemos mejor nuestro cuerpo descubrimos los muchos vínculos y conexiones que existen entre sí. Uno de estos muchos vínculos es la relación entre la diabetes y la pérdida auditiva. 

La audición y los niveles de glucosa en sangre mantienen una conexión que aparentemente puede pasar desapercibida, pero que tras varios estudios se ha demostrado una importante conexión entre ambas.

Qué es la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de glucosa en sangre, comúnmente conocidos como azúcar, son muy altos. Una persona que padece diabetes tiene el doble de probabilidades de sufrir pérdida de audición que otra persona que no padece esta enfermedad. El motivo de esta propensión a padecer pérdida auditiva es que el exceso de azúcar en sangre tiende a dañar los vasos sanguíneos del oído interno. Varios estudios sugieren haber encontrado lesiones en diferentes puntos de la vía auditiva, principalmente en la cóclea y en el nervio auditivo. Los resultados muestran que los patrones observados en este tipo de lesiones son diferentes a los encontrados en la presbiacusia (pérdida de audición debido a la edad).

Qué tipos de diabetes existen

Se puede diferenciar entre dos principales tipos o clases de diabetes: 

  • Diabetes tipo 1. Una de las enfermedades más frecuentes entre niños. Se da cuando el páncreas no produce la suficiente cantidad de insulina para regular la concentración de glucosa en la sangre. Como consecuencia de ello, los diabéticos deben ser tratados con inyecciones de esta hormona para regular los excesos de azúcar de los alimentos. 
  • Diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes es más frecuente que la tipo 1 ya que representa el 90% de los casos de esta enfermedad. Se presenta en edades más avanzadas pero sigue el mismo patrón, el páncreas no produce la insulina necesaria para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Pruebas auditivas para la pérdida auditiva por diabetes

Si padeces diabetes, para comprobar que tu salud auditiva está en perfecto estado es aconsejable realizarse unas pruebas auditivas. En especial debemos centrarnos en dos:

  • La audiometría. Esa prueba inicial que evalúa el estado de la audición a través de un examen por vía aérea (utilizando unos auriculares) y otro por vía ósea. En este último examen se coloca un objeto en el hueso que se encuentra tras la oreja y que realiza vibraciones. 

La audiometría será esa la prueba auditiva encargada de detectar si sufres algún tipo de pérdida de audición, en qué grado la padeces y si la salud de tu oído está deteriorada.

  • La timpanometría. Una prueba complementaria pero necesaria en cualquier exploración para obtener un diagnóstico sobre la salud de tu audición. En esta prueba auditiva se analiza el estado del tímpano, oído medio y la cadena de los tres huesecillos. Se lleva a cabo introduciendo una sonda en el canal auditivo.

    Esta exploración sirve para conocer cómo reacciona la membrana timpánica ante todos los estímulos. 

Disfrutar de una buena salud auditiva es vital para poder mantener la calidad de vida, escuchar los sonidos del día a día o desenvolverte en actividades cotidianas sin ninguna limitación. 

Asegurar la salud de tu audición es imprescindible tanto si eres diabético como si no. Aunque en factores de riesgo con predisposición a desarrollar problemas de audición, como la diabetes, se deben tener en cuenta para acudir de forma más recurrente al audiólogo. En muchos casos estas revisiones pueden prevenir pérdida auditiva unilateral severa, irreversible, frenando el deterioro auditivo a tiempo sin llegar a producir alteraciones en la vía auditiva.

Consejos para prevenir el deterioro auditivo a causa de la diabetes

Sin lugar a duda, la hiperglucemia o exceso de azúcar en sangre, afecta severamente al sistema auditivo. Este daño, aunque poco prevenible o reversible, puede prolongarse en su aparición mediante medicamentos que ayuden a mejorar la microcirculación en ese nivel y a través de ciertos cuidados generales para el oído.

  • El diagnóstico temprano de la diabetes y su adecuado tratamiento son factores determinantes en la sobrevida y calidad de vida de estos.
  • Realizar una audiometría tonal de alta frecuencia junto a una audiometría tonal liminar,  ATAF y ATL respectivamente. Puede determinar de forma temprana  posibles cambios o daños en la audición mucho antes de que los detectara sólo la ATL. 
  • La prevención. Sin duda es el mejor tratamiento para diabéticos con tendencia a padecer pérdida de audición, ya que el evitar que se desarrollen complicaciones auditivas permite mejorar el tratamiento. 
  • Al afectar directamente parte del oído interno o de la vía auditiva, el tratamiento, en lo que audición respecta, se basa en la utilización de audífonos que ayudan a mejorar la escucha. Cabe decir que los audífonos, son un tratamiento que deben ir de forma complementaria al tratamiento para la diabetes.

En los centros auditivos OirT te darán la información necesaria para acceder al tratamiento con audífonos en caso de ser lo mejor para tu audición. Podrás probar sin ningún tipo de compromiso la mejoría de audición y  la calidad de vida que ofrecen sus audífonos.


Autor: José Carlos Pacheco. Audioprotesista de centros auditivos OirT

José Carlos Pacheco
Audioprotesista de centros auditivos OirT en | Web | + posts

Deja un comentario