Tinnitus y trastornos de la articulación temporomandibular

-

La última actualización se ha realizado el 19/07/2022. El artículo ha sido revisado por Alberto Gallardo Balber.

A la sensación de pitido o zumbido en uno o ambos oídos se le conoce como tinnitus. Pero, ¿sabías que en algunos casos este síntoma puede estar relacionado con la articulación temporomandibular?

Quienes sufren de tinnitus o acúfenos a menudo presentan dificultades para llevar una vida normal, ya que las molestias que genera afectan la concentración, el sueño, la memoria y muchos otros aspectos.

Quizás te interese: 

>> Oto313 para curar el tinnitus
>> Lenire: tratamiento a la vanguardia para los acúfenos

1. ¿Qué es el tinnitus temporomandibular?

El tinnitus o acúfenos es la percepción de un sonido similar a un pitido, zumbido o chasquido, ya sea en uno o ambos oídos. Si quieres saber más, te invitamos a leer nuestros artículos relacionados.

También es necesario que sepas que la articulación temporomandibular es aquella que conecta cada extremo de la mandíbula con los laterales de la cabeza (cerca de las orejas). Esta permite que puedan ser realizados los movimientos de apertura, cierre y deslizamiento, necesarios para hablar, masticar y bostezar. Entonces, ¿qué es el tinnitus temporomandibular?

Es cuando la sensación auditiva descrita anteriormente es provocada por trastornos temporomandibulares (TTM). Estos pueden surgir por daños en la arteria temporomandibular (ATM) o en los músculos de la mandíbula.

En estos casos, el tinnitus no está asociado a factores otorrinolaringológicos, sino más bien a estos trastornos. Aunque muchas veces resulta difícil determinar el origen exacto de los acúfenos, algunos especialistas señalan que estos son altamente frecuentes en pacientes que tienen un trastorno temporomandibular.

2. Trastornos temporomandibulares: ¿a qué se deben?

Los TTM son un conjunto de perturbaciones generadas ya sea en los músculos de la mandíbula, las articulaciones temporomandibulares, los ligamentos y/o en algunos nervios faciales, las cuales dificultan la motricidad mandibular y producen limitaciones funcionales.   

2.1. Causas

No hay una causa exacta que origine este tipo de trastorno. No obstante, el bruxismo, los traumatismos cervicales y craneales, las luxaciones, los aparatos de ortodoncia, las deficiencias en la mordida e incluso los movimientos bruscos y excesivos que generan demasiada presión en la mandíbula pueden generar TTM.

Así mismo, los problemas congénitos, la artritis y otras enfermedades degenerativas que afectan el área mandibular también pueden ser causantes de estos trastornos. 

2.2. Síntomas

En muchos casos, los trastornos temporomandibulares no solo genera tinnits, sino también los siguientes síntomas:

  • Dolor en el cuello, hombros y mandíbula.
  • Mareo.
  • Tensión en los músculos mandibulares.
  • Limitación o imposibilidad para realizar movimientos de la boca y la mandíbula.
  • Sensación rechinante al mover la mandíbula.
  • Modificación de la posición de los dientes.
  • Dificultad para masticar, bostezar o tragar.

2.3. Tratamiento

El tinnitus temporomandibular puede controlarse tratando directamente el problema que lo origina: el TTM. Para ello, es importante conocer cómo de grave es el trastorno. En muchos casos, el tratamiento no depende de fármacos, sino de algunas indicaciones sencillas que el paciente debe seguir: colocación de hielo en la zona mandibular, ejercicios para la relajación de la zona o la ingesta de alimentos blandos.

Por su parte, la fisioterapia es una solución para aquellos casos que requieren especial atención, ya que esta disciplina ayuda a rehabilitar, mejorar y optimizar el funcionamiento de la ATM. Emplean técnicas y métodos enfocados a la recuperación de la movilidad del área afectada.

tinnitus temporomandibular

2.3.1. Otros tratamientos para el tinnitus temporomandibular

Además de la fisioterapia, otros tratamientos efectivos para los TTM que ayudan a reducir la sensación de tinnitus son los siguientes:

  • Analgésicos.
  • Férulas dentales u otros dispositivos bucales.
  • Masajes.
  • Aplicación de calor.
  • Ejercicios cervicales.
  • Cambios conductuales para eliminar los movimientos incorrectos de la mandíbula. 
  • Cirugía.

3. ¿A qué especialista acudir?

Para atacar efectivamente el problema, es necesario obtener un diagnóstico acertado. Por eso, es imprescindible la evaluación médica y la examinación del grupo de músculos de la mandíbula y de la articulación.

La revisión es realizada por un odontólogo. La exploración mediante el tacto, así como también en la observación y escucha de los movimientos de la mandíbula para detectar molestias, dolores, sensibilidad, disfunciones o anomalías. Es posible que sean requeridos otros estudios, como rayos X o resonancias magnéticas.

Ante la presencia de acúfenos, muchos pacientes acuden al otorrinolaringólogo, pues suelen asociar el problema a causas otológicas. Pero el tinnitus temporomandibular está relacionado con problemas en el conjunto de ligamentos, articulaciones, músculos, huesos y tejidos que componen el área de la mandíbula.

4. Recomendación profesional

Si alguna vez has presentado molestias al mover tu mandíbula, te recomendamos que sigas estos consejos que te ayudarán a reducir la tensión muscular:

  • Corta los alimentos en trozos pequeños que puedas masticar con mayor facilidad.
  • Procura abrir tu boca lentamente.
  • Evita deslizar tus dientes o ejercer demasiada presión en ellos al apretarlos.
  • Mantén una postura adecuada.

Alberto Gallardo - Audiólogo audífono.es
Alberto Gallardo Balber
Audiólogo en Audífono.es | alberto.gallardo@audifono.es | Web | + entradas

Técnico superior en óptica y anteojería con experiencia en Multiópticas y Soloptical. Técnico superior en audiología protésica con experiencia en gabinetes auditivos como GAES y Microaudio.

Deja un comentario